Principal IIEE delegación Chilena

Contacto
Principal
Historia IIEE
Fundamentos IIEE Chile

      Bienvenidos al Sitio Web del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos Delegación Chile... Delegación fundada el 3 de Abril de 2003...
Criptozoología
Extraño animal ataca y hiere a vacuno
Caso inédito recopilado en la IX región sale a la luz
.
El período que comprende los años 2000 hasta mediados del 2004, el tema conocido comúnmente como "el chupacabras" fue ampliamente difundido en Chile. El IIEE lo denomina IEA (Intruso Esporádico Agresivo) debido a ciertas características básicas que presenta su posible presencia en determinadas partes del mundo. El boom periodístico y mediático al parecer ha pasado, y sólo de vez en cuando se recurre al IEA en algunos programas televisivos de dudosa seriedad. Igualmente, que muchas otras noticias de lo cotidiano, todo hace pensar que el ente se retiro a su guarida del olvido o por lo menos, así lo han creído conveniente los medios de comunicación. Esto es la sensación que tiene la gente común de la calle si se le consulta en estos momentos.

Pero, el IIEE de Chile ha seguido recibiendo y recopilando casos realmente interesantes. Encuentros de personas con un extraño animal, que al parecer de vez en cuando sorprende con su presencia y deja una huella imborrable en las mentes de las personas que sufren esta extraña experiencia.

El investigador angolino Raúl Gajardo Leopold, ha logrado rescatar de entre las montañas precordilleranas de su región, uno de estos casos que nunca llegaron a la prensa. Un caso limpio de intoxicación y manipulación de otras fuentes. Llegar a la fuente misma de los acontecimientos ha sido todo un real esfuerzo. Sacrificios que no detallaremos a nuestros amigos lectores, pero que sí dejamos constancia en estas líneas que el investigador realizó lo que un "buscador" debe hacer. Se desplazó al lugar de los hechos, y nos demuestra que la "investigación de campo" sí es necesaria para captar la esencia del acontecer humano, mezclado con lo extraño y lo divino. Lo contrario, que pudimos constatar el año pasado cuando ciertos renombrados casos reporteados por periodistas sureños, se logro determinar que no se habían desplazado al lugar, y todo lo escrito y publicado en la prensa era de "oídas y sin haberse molestado de ir al lugar de los hechos" por consecuencia, lo publicado era muy alejado de los testimonios recogidos por el IIEE de España y Chile en aquellos momentos cuando se logró hablar y llegar a los testigos. Conclusión: Profesionales de la prensa de cuello y corbata, burócratas de la pluma, lamentable.

Independientemente, que estemos de acuerdo o no en los planteamientos y conclusiones de lo expuesto por nuestro colaborador angolino, este punto merece ser destacado.

.
Le cedemos la palabra al informe de Raúl Gajardo Leopold, casi textual. Sólo adaptando algunos giros de vocablos para mejor comprensión de nuestros lectores de fuera de Chile. Vamos a ello:

El día 18 de noviembre del 2005, la señora S.T.C., 59 años, casada, analfabeta, pero que dibuja su firma se encontraba sola en su predio rural cercano a Angol, ya que su esposo e hijo habían viajado a esta ciudad.

Como a las 2 de la tarde, ella venia llegando a la casa donde fue a buscar 10 vacas para que bebieran agua en la vertiente que hay como a 30 metros de su casa por el bajo, una de las vacas, que ya están acostumbrada a esta rutina diaria se adelanto a las otras y estando como a 3 metros del agua que corre en un chorrillo, la señora dejó a los animales que siguieran solos y se desvió en dirección a su casa cercana.
. .
En esos instantes escuchó que una de las vacas daba fuertes mugidos y fue a haber que sucedía, y así fue como vio que un animal muy extraño le estaba tratando de morder las patas tanto delanteras, como traseras. A la vaca ya le sangraba una de sus patas delanteras. El animal raro la rodeaba y la atacaba por todos lados, dando pequeños saltos y también corría con sus dos grandes patas, que la tenia ubicada como para afuera formadas por cuatro dedos gruesos y uñas largas y negras. La señora llegó a estar a 4 metros del animal, y en su desesperación subió a su casa cercana en busca de un palo para ahuyentar al extraño animal, pero que en ningún momento trato de atacarla a ella.

Encontró una vara pero no alcanzó a golpearlo, por que éste se alejó en dirección al canal de agua distante 10 metros; se metió en el, y se fue por debajo de un gran zarzal que había en ese lugar, que después se cortó, encontrándose en la actualidad despejado. El animal corrió con sus dos patas en posición siempre erguida, medio torpe en sus movimientos, pero rápidos.

La primera vez que estuvo cerca de el, a una distancia de unos a 4 metros, el animal emitió fuertes silbidos continuos, como tres a cuatro seguidos, callaba y después seguía, esto mientras estaba atacando a la vaca. Nunca había visto un animal tan extraño como ese. Después de eso nunca se le ha vuelto a ver ni tampoco se ha escuchado que otros vecinos del sector rural lo hayan divisado. Esto solo se lo había contado a sus hijos y entorno familiar.

Descripción de lo observado:

El animal, medía como medio metro de alto, macizo, unos 25 cm. de entorno, por todos lados tenia manchas blancas verde y rojo suave, a sus costados tenia algo raro como si fueran alas, partiendo desde sus hombros. Pero nunca desplegó nada, estaba cubierto por una especie de piel de pelo corto café. Su cabeza tenía la forma como de un perro pequeño, con ojos sobresalientes, grandes y alargados hacia atrás y seguramente de color negro, por que no pudo fijarse más, el hocico alargado y tableado, como de 20 cm. que podía abrir muy grande donde relucían sus largos dientes y la testigo estima que tenia dos corridas de dientes, por los numerosos y blancos brillantes. No se fijó si tenía fosas nasales o lengua, los dos dientes delanteros eran más largos que el resto.

.

Su cabeza era alargada y desde la frente hacia atrás, le nacía una especie de cresta ondulada, con manchas rojas y verdes, que le llegaba hasta la mitad del cuerpo por la espalda. Cuello corto y grueso, firme macizo. Hacia el abdomen, tenia manchas blancas tono crema.

Cuando atacó a la vaca lo hizo muy rápido dando pequeños saltos para lanzar sus mordidas a la vez que silbaba. En la espalda, donde le terminaba la cresta sobresaliente, hacia abajo tenia cerdas color café y terminaba el cuerpo abajo con una cola corta , como de 10 cm. gruesa que terminaba en punta roma que arrastraba.
No tenía patas o garras superiores, pero se movían sus hombros hacia arriba cuando atacaba. Agredió solo con el hocico, sin perder su posición erecta una vez se le vio en el suelo, por una patada de la vaca, la que también se defendió arduamente de su atacante. Las garras estaban cubiertas por un pelo de color café oscuro, como en escamas. No se le vio orejas.

Firma: Raúl Gajardo Leopold
Investigador

Incluimos "retrato hablado" según detalles aportados por la testigo

.

.
Queda aquí registrado un caso más de este esquivo ser, que al parecer no quiere desaparecer de nuestro país. Muchas veces hemos pensado que a lo mejor "se arraigo con firmeza impropia al inconciente colectvo de los chilenos" debido a la gran difusión mediática del tema en un largo período. Hemos pensado otras muchas cosas.

Lo claro de todo esto es, que los testimonios resultan genuinos y aplastantes por parte de las descripciones, independientemente, que las personas afectadas y consultadas sean con un coeficiente cultural demasiado alto o bajo. La gente humilde del campo, es honrada y concreta, no se presta para muchas bromas de este tipo. Puede haber malas interpretaciones o confusiones, pero una gran parte de los testimonios nos parecen a primera vista genuinos y responsables. Otra cosa, es lo que dirá la investigación nuestra más adelante. Hay muchos detalles y matices que identificar, clasificar, comparar y también reflexionar.

El tiempo y la investigación misma dará su veredicto en un futuro. Esperamos sea pronto, y aclare muchos puntos que aún permanecen en las sombras sobre este tema.

.

IIEE Delegación Chilena © 2003 - 2005. Todos los derechos reservados.