Dios me hablo

portal.GIF (21374 bytes) portal.JPG (18708 bytes)

Atrás Arriba Adelante

Lo nuevo!!!   Reflexiones   Biblioteca  Consejo espiritual  Cuentos  Links  Un poco de mi  Tu opinion    Imagenes de Dios   Mis historias   El portal   Lakshahara   Oraciones  Chat    Preguntando  

 

Eileen Caddy

DIOS ME HABLÓ

 

Este libro fue pasado a formato Word y con LETRA AMPLIADA para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más.      HERNÁN

 

Prólogo del traductor

A mediados del año 1985 llegó a mis manos el li­bro de Paul Hawken Los Jardines de Findhorn. Por él supe de los "milagros" (si así pueden llamarse) que han ocurrido en esa comunidad.

¿Qué es Findhorn? Una Comunidad Espiritual, si­tuada en el norte de Escocia, a escasos kilómetros del Mar del Norte. Conocida primero por sus trabajos en horticultura y jardinería y luego por sus comunicacio­nes con los reinos naturales, se convirtió en lo que es ahora: un centro de educación espiritual y holística.

Su objetivo es ayudamos a descubrir nuestra ver­dadera naturaleza como seres espirituales capaces de hacer una diferencia positiva en el mundo. Su filoso­fía de vida se basa en la creencia de que la humani­dad se está aproximando a una expansión evolucionaría de la conciencia, la cual creará nuevas pautas para la civilización y una cultura humana imbuida de valores espirituales.

Actualmente viven en Findhom alrededor de tres­cientas personas, entre adultos y niños. El trabajo se desarrolla a través de dos canales: el Centro Educa­cional y la Villa Planetaria.

El Centro Educacional proporciona a la gente una oportunidad para vivir y trabajar con sus miembros; su propósito es ayudar a los participantes a descubrir su propia sabiduría y vida interior.

En esa Escuela, el aula es la vida misma: allí las ac­tividades diarias hacen el "curriculum" y proveen el elemento catalítico para la transformación.

En la vida cotidiana yace el espíritu de comunidad. Ese espíritu de "común unidad" los une y es la base para un conocimiento más profundo de sus relacio­nes con cada uno, con la tierra y con todos los Reinos de la Naturaleza.

Actualmente, la Fundación Findhorn, que así se lla­ma, se ubica en y alrededor de la ciudad de Forres y un pueblecito de pescadores llamado Findhorn Bay, a casi 40 kilómetros al este de Invemess, muy cerca del Mar del Norte.

De allí viene este libro cuya traducción es "DIOS ME HABLO", para los lectores de habla castellana.

De manera muy particular quiero referirme al "YO SOY EL QUE SOY".

En el libro del Éxodo, capítulo 3, del Antiguo Testa­mento, aparece el pasaje relacionado con la salida de Egipto de los hijos de Israel. Dios dice a Moisés, en esa parte, que debe ir al Faraón para sacar a su pue­blo de Egipto. Pero Moisés responde sorprendido, que quién es él para llevar a cabo tal empresa. A lo que Dios responde que Vaya, que estaría con él. Pero todavía Moisés, desconfiado, insiste: "He aquí que llego a los hijos de Israel y les digo: El Dios de vues­tros padres me ha enviado a vosotros; si ellos me pre­guntaren ¿cuál es su nombre? ¿Qué les responderé?". A esto replicó Dios: "YO SOY EL QUE SOY". Y agre­gó: "Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha en­viado a vosotros". "Este es mi nombre para siempre; este es mi memorial para todos los siglos".

Y quiero agradecer de manera muy especial a la señora Mabel Markus y a mi hija Elizabeth su ayu­da y estímulo y a todos aquellos que de una mane­ra u otra colaboraron conmigo para que este libro fuese publicado.

Balbina P. de Espósito

 


PREFACIO

En 1969, una copia de "DIOS ME HABLO", primera parte, cayó por primera vez en mis manos. En ese mo­mento acababa de sufrir lo que parecía ser una secuencia calamitosa de hechos, los cuales, en cuestión de semanas, me habían dejado sin mi trabajo, mi departamento, todos mis efectos personales, mis ahorros, y mi determinación.

Sin embargo, a pesar de todo, sentía la mano de Dios obrando, conduciéndome hacia algo mejor y más signi­ficativo que lo que había conocido antes. El amigo que me había alcanzado el pequeño libro, me dijo: "Tal vez, es esto lo que estás buscando", y algo me dijo que así era. Abrí el libro al azar y mis ojos cayeron sobre las si­guientes palabras:

"Acepta este día como un Día Especial, un día de re­nacimiento. Este es Mi regalo para ti. Estás renaciendo en Espíritu y en Verdad. Este es el mayor hito en tu vi­da: desde este día en adelante, todo es Nuevo.

"Deseo que estés consciente de esto y lo aceptes como un hecho. Serás testigo de tremendos cambios en tu vi­da y tu manera de vivir. Pueden ser graduales, pero se concentrarán y nada evitará estos cambios, esta trans­formación. Crecerás en estatura; lo viejo se disolverá en la nada y todo será nuevo.

"Estás entrando en la época más gloriosa de tu vida, porque ahora conoces la Verdad. Sabes que YO SOY Vi­da, YO SOY Amor, YO SOY tu conciencia y que YO ES­TOY dentro de ti.

"Esto es algo que nadie te puede quitar, que nada puede cambiar. Esto es Realidad. Esto es algo que has estado buscando y ahora has encontrado. Es el tesoro más grande, la Verdad más grande, porque te trae a es­ta consciente Unidad Conmigo. Entonces tú sabes que todo lo que YO SOY es tuyo y todo lo que tengo es tu­yo y tú eres Mío.

"Deja que estas verdades sean parte de ti, absórbelas a medida que respiras. "Ellas son hálito de vida."

Supe que lo que había leído era verdad. Las pala­bras pueden haber venido a mí desde afuera, pero al­go en lo profundo de mi ser resonó con reconocimien­to y aceptación.

Al día siguiente partí para Findhorn y he estado aquí desde entonces. Aquel día, hace más o menos tres años, fue indudablemente un momento decisivo en mi vida. Desde entonces, han tenido lugar tremendos cambios y todo ha sido nuevo. Ya no necesité buscar afuera la voz de Dios, porque Findhorn me ha enseñado a encontrar esa voz en mi interior.

La mía es solamente una de las muchas historias que confirman la Verdad y la Sabiduría contenidas en estas Páginas. A través de los años se han recibido innume­rables cartas de personas cuyas vidas han cambiado radicalmente y han sido elevadas a través de la lectura de "DIOS ME HABLO", y muchos se han dirigido a Findhorn como resultado de su íntimo reconocimiento de estas Verdades. Con un profundo sentimiento de grati­tud y reconocimiento presentamos esta edición de "DIOS ME HABLO", que contiene cuatro partes. Ojalá sirva para evocar la Fuente de la Divinidad que está en tu interior, como ha servido a otros innumerables; que sus Verdades sean una parte de ti. Absórbelas cuando respires, porque ellas son el Hálito de Vida.

—Roy McVicar, Findhorn, 1971

Introducción

Es en esa paz y calma interior que las cosas comienzan a suceder y fue en esa paz y calma que comencé a oír la voz de Dios. Este libro, "DIOS ME HABLO", incluye algunos de los muchos mensajes que me fueron dados de esta forma en los últimos diez años. Han sido editados de manera que cualquier cosa de índole personal ha sido suprimida.

Todos pueden oír esa pequeña y serena voz interior. Trata. Serénate y sabe que el YO SOY dentro de ti es Dios, el Bienamado. Escucha, luego vívelo. Realmente funciona.

—Eileen Caddy, Findhorn, 1971


Primera Parte

Acepta los períodos de descanso

Simplemente "ser" es tan importante como "ha­cer". Disfruta de la vida en sus diferentes etapas, en sus matices y modos de ser cambiantes. Observa el modelo perfecto, abrirse y desarrollarse. No es lo que dices lo que importa. Es lo que eres y cómo vives. Acepta estos períodos de descanso. Claramente te mostraré cuándo es necesario que entres en acción.

Ritmo perfecto

Hay momentos de actividad y hay momentos de paz. Aprende a disfrutar cada etapa como se presen­te y date cuenta de lo necesario que es esto.

En la vida hay momentos de recogimiento y mo­mentos de manifestarse.

Hay un ritmo perfecto en todo lo que está ocurrien­do. Encuentra paz y armonía en él.

Mis caminos

Mis caminos son extraños y maravillosos, pero no son los caminos del hombre, por lo tanto los encuentras desconcertantes y perturbadores. Aprende a se­guirlos, acéptalos.

¡Qué fácil parece esto en teoría!, pero ponerlo en práctica, viviéndolo en cada momento del día y de la noche es muy diferente; mas las palabras sin acción son vacías y vanas. Cada uno debe aprender a vivir una vida, sin esconder nada. La tensión aparece cuando no puedes desarrollar tu verdadero Yo y es­tás tratando de ocultar algo.

Aprende a poner a las personas antes que a las co­sas y a estar relajado en todo lo que haces.

Esperando la oportunidad

Descansad en Mí con absoluta paz y confianza y sa­bed que Yo os revelaré la Verdad y que la Verdad os hará libres.

Estos tiempos en que tú puedes solamente "Ser", son beneficiosos no sólo para ti sino para todos los que están en contacto contigo. Trata de "Ser" con más frecuencia. Los momentos en los cuales estás solo son muy valiosos, completamente mágicos, porque tanto puede ocurrir en ti como a través de ti. Puedo colmarte de tal manera que te harás completamente consciente de Dios, una casa poderosa pa­ra generar Luz y Amor e irradiarlos en el mundo.

Maravillas están esperando para ser reveladas a tra­vés de canales.

Elige Mi camino

Quédate tranquilo y siente dentro de ti el ritmo de la vida y síguelo. Resuelve si deseas seguir las leyes hechas por los hombres o hacer Mi voluntad cueste lo que cueste. La elección está en tus manos. Eres li­bre para elegir y nadie más puede hacer la opción por ti. Con frecuencia, el mundo te condenará cuan­do elijas Mi camino, pero con Mis bendiciones pue­des enfrentar lo que ha de venir, sin vacilar, y sabe que cuando haces Mi voluntad sólo lo perfecto pue­de ser el resultado final.

Todos serán Uno

¿No te he dicho que todas las ovejas y los corderos se reunirán en el rebaño? Todos aquellos que oigan Mi voz vendrán y nada puede detenerlos. En perfec­ta paz y armonía vivirán unos con otros porque en­contrarán una unidad a la que nada romperá, una Unidad en Mí, en Mi Luz, Mi Amor, Mi Sabiduría, y todos serán Uno.

"Permite que mi manto..."

Permite que Mi manto de paz y tranquilidad caiga a tu alrededor y te envuelva completamente. En la quietud y la confianza estará tu fuerza. Yo puedo obrar a través de ti cuando estás en ese estado de conciencia, no importa lo que estés haciendo.

¡Relájate!

¡Relájate! Ábrete completamente a Mí. Hay mucho para hacer, pero puede hacerse mejor si no hay un desesperante apuro. Disfruta de todo lo que haces. Saborea cada acción, como un "connoisseur"*. Quédate satisfecho sólo con la perfección.

* Del original.

Una gloriosa totalidad

Mantente en paz. Es el abrir el centro del corazón lo que te hace sentir todo tan profundamente. ¿En­cuentras que las lágrimas fluyen muy rápidamente? Estas son lágrimas de alegría; déjalas fluir. Son lágri­mas de reconocimiento del Amor y Verdad divinos.

Esto trae un sentimiento de relax, de gratitud, de un profundo y nuevo entendimiento.

Es como si hubieras dormido y ahora hubieras des­pertado para encontrar un mundo nuevo. Todo luce diferente y hermoso, como si hubieras ido a dormir en invierno cuando todo yace dormido y hubieras despertado en una gloriosa primavera. Los mismos árboles, el mismo jardín están allí, pero vibrantes con vida, crecimiento, color y belleza, porque todo es nuevo y tú te sientes nuevo en el proceso. Nuevos pensamientos, nuevos sentimientos, nueva com­prensión —un Amor nuevo más profundo y más glorioso— están vibrando a través de todo tu ser.

Regocíjate, Hijo Mío, regocíjate. Anda delicadamente, alerta, de manera que no pierdas nada. Ve aun al insecto más pequeño en una nueva luz. Porque has elegido abrir los ojos todo es sin duda nuevo.

Has dividido la vida, pero ahora es un Todo glorio­so. La totalidad colma tu corazón, lo agranda, eleva tu conciencia. Esta innovación tiene que comenzar desde adentro y luego expandirse hacia afuera más y más. No hay límites para esta expansión; puede con­tinuar para siempre.

Belleza

Ábrete como una flor

Ábrete como una flor a los rayos del sol. Crece fuerte y hermoso porque Conmigo todo es belleza, todo es armonía, todo es perfección. ¿No te he pedido que camines por Mis caminos?


Conciencia

“Gracias, Padre”

Cada vez que te detienes y dices, "Gracias, Padre", estás consciente de Mí. Cada vez que contemplas las bellezas de la Naturaleza y te deleitas con ella, tienes conciencia de Mí. Cada vez que sientes que tu cora­zón se abre y el amor fluye hacia un alma, estás cons­ciente de Mí. Más y más te das cuenta de que sin Mí no eres nada, pero que Conmigo eres todas las cosas y puedes hacerlo todo.

Nada es imposible cuando estás plenamente consciente de Mí.

Los pensamientos más elevados

Comienza este día con "los pensamientos más ele­vados". Deja que ellos habiten en Mí; siéntete en Mi presencia, caminando Conmigo, hablando Conmigo.

Deja que la maravilla de nuestra Unidad profundi­ce en tu conciencia. Permanece en este estado eleva­do. Puedes hacer esto cuando vives plenamente en el momento, sin pensar siquiera en momentos del pa­sado, o momentos del futuro, sino sólo en este mo­mento, en el Ahora.

Puedes hacer mucho en este tiempo, puedes vivir toda una vida. Por lo tanto vívela, disfrútala, gloríate en ella.

Abre los ojos

Abre los ojos. Eleva tu conciencia. Contempla las señales y las maravillas de los tiempos.

No te sorprendas de nada, esto es importante. No te sobresaltes por nada. Mis caminos son extraños y maravillosos.

Yo tengo mucho para revelar cuando tú estés listo para recibir. Prepárate ahora y sabe que Mi Reino ya viene, se está cumpliendo Mi Voluntad. Reconócela.

Expándete en la conciencia

Expándete en la conciencia; permanece listo para aceptar cualquier cosa ahora, en cualquier momento.

Comenzarás a darte cuenta de que estás viviendo la Realidad, que lo que hace poco parecía fantástico, ahora puedes aceptarlo con toda naturalidad. Cam­bios profundos han de acaecer en todos vosotros. Aceptadlos, seguidlos, sin oponeros a nada.

Las vibraciones se están elevando rápidamente en este preciso momento. Mantened vuestras mentes y vuestros corazones abiertos y elevaos con las vibra­ciones.

Cualquier cosa puede ocurrir cuando un grupo es­tá reunido y es un solo corazón y una sola mente.

Yo soy tu guía

Mantente cerca de Mí y eleva tu conciencia todo el tiempo. Cada vez que sientas que se te escapa, pien­sa en Mí. Vive en Mí y obsérvala elevarse a niveles más altos, instantáneamente.

Tu estrecha relación Conmigo es más importante que cualquier otra cosa, porque todo radica en esa re­lación. Cuanto más tiempo pases Conmigo, más fácil será el curso de tu vida diaria. Desde ese centro donde siempre me encontrarás cuando busques, salen las ondas en un poder siempre creciente.

Acepta el prodigio de esta verdad

Querido Hijo, cada alma tiene finalmente que llegar a un punto a lo largo de este sendero espiri­tual donde puede verse a sí misma como perfecta —como YO SOY perfecto— y deseosa de aceptar la maravilla de esta verdad. Cuando tú menospre­cias tu verdadero Yo, me estás menospreciando a Mí, porque YO SOY dentro de ti, YO SOY tú, ese tú real.

¿Es de extrañarse que siga pidiéndote que expan­das tu conciencia, que veas más allá de la concien­cia tridimensional, inmediata, dentro de aquellas dimensiones más altas donde todo se ve totalmen­te diferente, donde puedes ver realmente el signifi­cado de ser hecho a Mi imagen y semejanza, de ser perfecto como YO LO SOY, donde puedes ver la verdad de esas palabras "Yo y el Padre somos Uno", uno en Espíritu y en Verdad, inseparables?

Hay momentos en que estás plenamente conscien­te del prodigio de esto y sientes una tremenda ale­gría burbujeando dentro de ti. Eleva tu corazón en una profunda alabanza y agradecimiento porque puedes ver la Luz, porque eres consciente de esta Verdad maravillosa que es realidad.

Durante años te he pedido que te extiendas, que te expandas a esos reinos más altos de la realidad don­de todo es perfecto, donde todo es Uno. Tómate tiempo para pensar en estas palabras, para compren­der lo que significan. Vívelas, respíralas, deja que for­men parte de todo tu ser.

Mantente tranquilo, hazte consciente de Mí y de nuestra Unidad, y en esa Unidad encuentra una paz y una comprensión perfectas.

 
Expande tu conciencia

Cuando respiras, te expandes; tu conciencia es el aliento de vida. Sin expansión, dejas de vivir en los caminos del Espíritu. Cuanto más grande la expan­sión, más grande el crecimiento. Practica esto; siente todo tu ser expandiéndose.

Puede ser doloroso al comienzo, pero si perseveras, estarás más vivo en los caminos del Espíritu. Cada átomo de tu cuerpo vibrará con la energía de vida. Te tomarás más sensible. Tus percepciones se encontrarán buscando algo nuevo.

Alegría

Mira hacia el cielo

Siempre hay algo por lo cual estar gozoso, si man­tienes tus ojos y tu corazón bien abiertos, de manera que puedas disfrutar de todas las pequeñas alegrías a tu alrededor. Estas crecen rápidamente hasta que todo se transforma en regocijo y tu corazón siente que estallará de pura alegría. Encontrarás que es con­tagiosa. Cuando irradias alegría, la traes a la vida de los demás y la esparces como un regalo.

El espíritu que llevas es importante. Cuando dejas tu hogar cantando de alegría y felicidad, llevas ese espíritu a todos los que están en contacto contigo, ya sea que estén en la calle, en los negocios o sentados a tu lado. Tú puedes elevar a los demás al reino de la alegría o arrastrarlos al pozo de la depresión y la de­sesperación. Depende de ti.

¿Qué importa cómo está el tiempo? Vence todos los obstáculos, resístete a ver lo oscuro y lo triste. Ve só­lo la luz; mira con optimismo, no importa cuan oscu­ro pueda ser el problema. Eleva tus ojos hacia el cie­lo, con optimismo.

Que haya más alegría y más risa

Cada alma tiene que tomar un sendero diferente pa­ra alcanzar la meta. No hay dos senderos idénticos. Busca tu propio y único camino y síguelo con una fe ciega.

Yo doy mis dones especiales a cada uno de vosotros y no hay dos iguales. Atesora esos dones y úsalos por completo.

Cada día creces como una semilla minúscula, expan­diéndote, dejando lo viejo y profundizando las raíces. Encuentra tu seguridad en Mí y en Mi Amor, hacien­do brotar pequeños pimpollos que deben ser atendi­dos con el mayor cuidado. No pueden ser probados más allá de sus fuerzas hasta que estén establecidos fuertes y firmes. Toda alma que ha elegido andar por los caminos del Espíritu puede ser examinada y some­tida a prueba, debe atravesar el calor más ardiente pa­ra que se queme todo el desperdicio y solamente que­de el oro más puro. Agradece por cada examen y cada prueba. A medida que cada uno es enfrentado y vencido, te encuentras nuevamente a lo largo del sendero espiritual siempre más cerca de la meta.

Que haya más alegría y más risa en tu vida.

El camino será recto

El camino será recto y el sendero será suave, y ambos serán uno. A partir de este día en adelan­te, camina en Mis caminos haciendo Mi voluntad. No habrá más miradas hacia atrás; no habrá más miradas hacia adelante. Vivirás momento a mo­mento.

Vive una vida llena de alegría, de agradecimien­to, de alabanza. ¿Te sientes liviano, sin trabas por las cosas del mundo, con una sensación de tener alas invisibles que te permiten tomar vuelo hacia lo alto? Remóntate a los reinos del Espíritu, donde to­do es Luz y Amor y Sabiduría, donde la Verdad ya­ce desnuda como un bebé recién nacido que tiene todo por conocer y aceptar.

Contempla lo Nuevo en toda su gloria.

"Aleluya, Todo se ha elevado"

Ponte de pie y conóceme. Hazte consciente de Mí en todo momento. Deja que Mi alegría fluya a través de ti.

"Aleluya, Todo se ha elevado" es exactamente lo que ha pasado. Te has hecho uno en Mi Amor y Mi Verdad.

Ensanchaos, Hijos Míos. Aprended a ser flexibles y moveos con libertad a medida que os dirija. Todo está en Mi Plan.

Aprende a vivir sencillamente

Aprende a vivir sencillamente, con naturalidad, permitiendo que cada alma encuentre su propia no­ta y que la use en la orquesta. Comparte todo. Com­parte todos Mis dones que te he dado.

Variedad

Agradece por todas las diferentes fases de la vida, por la quietud y la paz, y por la excitación y el mo­vimiento. Aprende a caminar con cada etapa; no lu­ches contra ellas reclamando más de una y menos de la otra.

En la variedad está verdaderamente la sal de la vi­da. Participa de todo lo que está ocurriendo a tu alre­dedor, con gozo y alegría.

En el momento preciso

Hay una gran alegría en hacer algo en el momento Preciso. Cuando haces esto, encuentras la verdadera libertad del Espíritu. Encontrarás un nuevo gozo y libertad, lo que yo deseo que tengan todos Mis hijos.

Canta

Elévate con tu canto, por encima de las alas, al igual que las alondras.

Hay tantas cosas por las cuales cantar, tantas cosas por las cuales estar alegre.

Busca Mi paz, que va más allá de todo entendimiento.

Alegría en tu corazón

Comienza el día con alegría en tu corazón y pala­bras de agradecimiento en tus labios —hay tanto por lo cual estar agradecido— esto eleva tu con­ciencia de inmediato.

Comenzar el día embotado y confuso no es prove­choso para ti, ni para tu familia, ni para nadie. Si te sientes con espíritu crítico hacia alguien, encuentra algo en esa persona que sea positivo y bueno. Con­céntrate en esto hasta que sientas que el amor fluye a través de ti hacia esa persona.

Sé paciente y afectuoso y nunca, en ningún mo­mento, te desesperes por el alma de nadie. En algún lugar, de algún modo, podrás estar en contacto con eso que traerá nueva vida, alegría y esperanza. La clave está allí, oculta quizás. Deja que esto sea como la búsqueda del tesoro, una pista que conduce a la próxima, hasta que llega al alma. La perseverancia es fundamental.

Lo nuevo!!!     Reflexiones     Biblioteca    Consejo espiritual   Cuentos   Links  

Un poco de mi   Tu opinion     Imagenes de Dios   Mis historias  

El portal       Lakshahara   Oraciones    Chat      Preguntando