:: HispaVista :: Correo :: Mensaje para ummo@hispavista.com
 Ir a INICIO de HispaVista
Consigue almacenamiento EXTRA    
 ummo@hispavista.com         Estás en la carpeta:  
 Responder | Responder a todos | Reenviar | Marcar como destacado | Siguiente no leído | Borrar    


Estimados amigos os adjunto articulo sobre espiritismo. Saludos de Miguel Alcaraz

El Espiritismo


Como siempre ocurre en toda doctrina que surge en contraposición con otras, el Espiritismo alineó fanáticos y oponentes, de estos últimos, en mucho mayor número. Sin embargo, el fenómeno debió estar ya en auge en las épocas florecientes de la antigua Caldea (800 a.C.) con sus magos, astrólogos y médium.

Lo curioso es que al mentar la reencarnación y las intervenciones de ultratumba, pone de punta los cabellos de los católicos y protestantes, parece que se olvidaron de lo que pronunciaba el propio Jesucristo, que admite según el Evangelio que Juan Bautista fue una reencarnación de Elías.

Bien, lo cierto es que la reencarnación tiene mucho a que ver con el Espiritismo y la Teosofía, (Teosofía, doctrina que llega al conocimiento de Dios, no solamente a través la filosofía, sino del ocultismo y la parapsicología).


Emmanuel Swedenborg

Emmanuel Swedenborg, (1688-1772) médium y clarividente de origen sueco, obtuvo en sueños y trances especiales, mensajes y revelaciones de gran importancia. Hombre de amplia cultura, dedicó muchos estudios a la doctrina del espiritismo, dejando testimonio de hechos sorprendentes, como el incendio que se produjo en Estocolmo, detallando sus víctimas, estragos y fecha exacta.

Los sabios oficiales no daban credibilidad a los mensajes de entidades espiritistas, sin embargo, Inmanuel Kant, genio de la filosofía y crítico de la razón pura, quiso profundizar en los estudios del vidente sueco, y admitió el fenómeno.

Swedenborg sostuvo también, que el Universo se compone de esferas luminosas, las cuales nos sirven de morada después de la muerte. No hay ángeles, ni demonios, sino espíritus buenos y malos. El hombre puede entrar en comunicación con ellos, estando ese contacto regido por las cualidades y defectos humanos atrayendo cada uno, entidades semejantes.


La Familia Fox

La Familia Fox, instalada en una modesta casa ubicada en el estado de Nueva York (1847), se quejaban de inexplicables ruidos que se escuchaban en la casa molestando la paz familiar. La familia se componía de cinco personas, los padres y tres hermanas; la niñas, Kate de once años y Margaret de catorce; (la otra hermana mayor Lea, no participó en los hechos), propusieron comunicarse con aquella entidad invisible con un código de golpes.

Un numero de golpes determinado significaban respuestas afirmativas o negativas. La sorpresa fue afirmativa, las "inteligencias espiriticas" contestaron y entablaron un diálogo con las niñas. Aquel espíritu informó llamarse Charles Bryan Rosma, vendedor ambulante, asesinado en aquella casa y que su cadáver estaba enterrado allí . Pudieron comprobar el hecho de la desaparición de un vendedor de ese nombre, pero el cadáver sólo pudo ser descubierto en 1904, cuando al caerse accidentalmente una pared interna de la casa, se encontró un esqueleto humano que correspondía a la descripción dada.


Nuevas teorías

Escuelas y nuevas teorías nacieron a medida que surgían sucesos que no tenían explicación dentro del marco de la sabiduría. Hasta Sigmund Freud, declaró confiar en una ciencia capaz de elaborar y demostrar lo que de las afirmaciones ocultistas se pueda demostrar que es verdadero.

Las persecuciones y las agresiones a las hermanas Fox, hicieron multiplicar a la gente creyente y comenzó a gestarse un movimiento de masas conocido como: "Modern Espiritualism". En muchos puntos de los Estados Unidos, gente de cualquier sector social se interesaba por el fenómeno. Intelectuales de notable valía, como el escritor y diplomático, Robert Dale Owen (1781-1864), el juez John Edmond (1816-1874) y otros, fueron valientes representantes de tal movimiento.

Es importante recordar otros genios que contribuyeron a fortalecer esta doctrina como Allan Kardec, cuya misión fue determinante en esta tierra, mantuvo lo que Maestros Espirituales le recomendaron, divulgar y propagar mensajes de la "Inteligencia Espiritica" contribuyendo con obras escritas. Muchos los de los textos y artículos que dejó el gran maestro Kardec dan valor al testimonio de serias y existentes manifestaciones.

Como siempre y a petición de mi público quiero insertar hechos de actualidad, no sólo para complacer, sino también por certificar hechos que ocurren, y evidenciar la propiedad mediática que algunos electos poseen de recibir mensajes de la inteligencia espiritica.


El espíritu de Lucio Battisti

En el mes de septiembre de este año, se cumplieron dos años de la muerte del cantante italiano Lucio Battisti. El afamado y renombrado artista tuvo muchos seguidores y personas que lo lloraron después de su muerte. Fue en esta ocasión que la RAI, televisión italiana, trasmitió un documental que en el que comunicó lo siguiente:

"El espíritu de Lucio Battisti se presentó a una médium argentina de origen italiana, en tres ocasiones distintas, le sugirió buscar un libro en una librería que él mismo le indicó, (el libro tiene como titulo "EL MAS ALLÁ"), y buscar al final del libro algunas palabras, que él mismo hizo apuntar, y de esas palabras sacar una canción a las que debería poner música el célebre maestro y compositor italiano Mogol, que fue su gran amigo".

La médium entrevistada en la televisión italiana, dijo y confirmó todo lo que aquí está escrito, añadiendo que a su tiempo, telefoneó al Maestro Mogol en Milán, él no estaba, habló con la secretaria a la cual dictó los versos de la canción, según el deseo de Battisti, y contó otra vez cómo se desarrollaron los hechos.

_________________________________________________________________
Dale rienda suelta a tu tiempo libre. Encuentra mil ideas para exprimir tu ocio con MSN Entretenimiento. http://correo.hispavista.com/Redirect/entretenimiento.msn.es/


 Responder | Responder a todos | Reenviar | Marcar como destacado | Siguiente no leído | Borrar