egrupos.net - Mis Grupos: afr: Mensajes
eGrupos Logo
Inicio > Mi Página > Mis Grupos > afr > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 81 al 100 
Asunto Autor
Boletín - 1er Cong CAI - Ce
Boletín - Atención CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Nogoyá, CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Atención CAI - Ce
Boletín - Atención CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Nueva pr CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Atención CAI - Ce
Boletín - Podcasts CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Lección de Esoteri CAI - Ce
Boletín - Ya salió CAI - Ce
Boletín - Arg-Córd CAI - Ce
Revista Al Filo de CAI - Ce
Boletín - Podcast CAI - Ce
Boletín - Curso On CAI - Ce
 << 20 ant. | 7 sig. >>
 
Al Filo de la Realidad

Mostrando mensaje 86     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto: [AFR] Revista Al Filo de la Realidad Nº 170
Fecha: Jueves, 14 de Junio, 2007  01:40:21 (-0300)
Autor: CAI - Centro de Armonización Integral <afreditor @.....com>

 
 
 
___________________________________________________________________________
OCULTISMO                                         OVNIs                                      PARAPSICOLOGÍA
 
      Año 8                            Jueves 14 de junio de 2007                        N° 170            
AL FILO DE LA REALIDAD
"Disiento con lo que dices, estoy en total desacuerdo con ello,
pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo". Voltaire.
 
((( Fundada el 10-5-2000 )))
                                                                                                                      
                                                                                                                      
 
* Desde Paraná (Entre Ríos, Argentina)
para 7422 suscriptores (auditado por eGrupos)
en todo el mundo *
 
 
 
 
En este número de AFR:
 
— CRIATURAS DE LA OSCURIDAD
     por Scott Corrales
 
— LAS GÁRGOLAS PRESENTES EN EL SIGLO XXI
     por Juan Guillermo Aguilera Rodríguez
 
— MUTILACIONES EN VACUNOS
     por Daniel Ubaldo Padilla
 

 
AL FILO DE LA REALIDAD ES UNA REVISTA QUINCENAL DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA POR EMAIL QUE INCLUYE LECCIONES DE ESOTERISMO PRÁCTICO.
 
Suscripción     (ALTA): http://www.eGrupos.net/grupo/afr/alta
¿Cambio de dirección? Efectúe la Suscripción con la nueva dirección y luego la Desuscripción con la antigua.
Importante: Agregue "afreditor@gmail.com" a su libreta de direcciones o lista blanca, así no tendrá problemas para recibir futuros envíos.
 
 
 
PODCAST
para escuchar en línea
o descargar en formato mp3
 
AL FILO DE LA REALIDAD
El encuentro semanal con lo desconocido.
Conduce: Gustavo Fernández
 
Suscríbase gratis pegando este enlace
en su podcatcher o agregador:
 
Visítenos en el Earth Music Network:
 
 

 
MÁS RECURSOS GRATUITOS:
 
     Estos y otros recursos gratuitos disponibles en http://www.alfilodelarealidad.com.ar/ .
Para solicitar más información por email cliquear en los enlaces y enviar el mensaje vacío (lo que importa es el asunto):
  • Curso Básico de Tarot.
  • Curso Básico de AutoDefensa Psíquica.
  • Libro "Los Secretos del Triunfo Sexual".
  • Libro "Normas Jurídicas para el Ejercicio Legal de la Parapsicología y el Tarot".
  • Lecciones anteriores del Curso de Esoterismo Práctico (se emite por esta misma lista).
  • La Embestida de los Escépticos.
  • ¿Existen los "Hechizos" y "Maleficios"?
  • Denuncia por genocidio: El negocio con las enfermedades.
  • Curso gratuito de Hipnosis.
  • Software para consulta del I Ching.
  • Calendario 2007 para imprimir.
  • Video-Entrevista a Eugenio Siragusa (contactado) sobre Giorgio Bongiovanni.
       
      CDs

      Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad están disponibles en formato PDF y pueden accesarlos en Archivos Forteanos Latinoamericanos.

      Encontrará otros sitios web, listas de correo de discusión, boletines, cursos, comercios, etc. destinados a estas temáticas en nuestra sección de Enlaces.

       
      Radio La Embajada
      (radio on-line y grabada)

      Con programas periodísticos, musicales, deportivos y mucho, mucho humor.
      Pueden visitarla a la hora que quieran, mientras juegan, navegan o chatean.
      Con Marchelo Mariño y todo su circo.
       

       
      es posible gracias al Earth Music Network.
       
      El EMN brinda gratuitamente
      espacio ilimitado,
      transferencia de datos ilimitada,
      el blog, el feed, el foro,
      licencias pagas para tocar música comercial,
      acceso a la página principal del portal...
       
      ¡NO HAY MEJOR LUGAR
      PARA HOSPEDAR UN PODCAST!

      Alojá tu podcast en el Earth Music Network
       
      El Portal Mundial para el Podcasting en Español.
       
       

       
       
       
      CRIATURAS DE LA OSCURIDAD
       
       
       
       
       
          No hay quien olvide esas primeras películas de horror que se pasaron en el cine o por la televisión y que nos hicieron temerle a la oscuridad, a los cementerios, a los lugares yermos o —en el caso de la genial Psycho de Hitchcock— a las cortinas de baño. Con el paso del tiempo, los maestros del suspenso y del horror pasaron a tramas más complejas que se fundamentaban en gran parte en crónicas verídicas de lo sobrenatural, en el satanismo, el vudú, en las innumerables historias de aterrizajes y persecuciones por platillos voladores y en fechas más recientes, las espeluznantes crónicas de secuestros.
       
          Algunas de estas representaciones cinematográficas, como El Exorcista de William Friedkin, llegaron a causar verdaderos problemas físicos en los espectadores (aunque en gran parte debido al uso de ruidos subliminales por este director) y en los cines estadounidenses y británicos no faltaba el predicador o clérigo dispuesto a asesorar a los que salían de las salas. Pocos años después aparecerían las películas de gore y el género del horror en la gran pantalla volvería a cambiar de aspecto.
       
          Pero a pesar de las cinco o seis décadas de películas de horror que llevamos a cuestas en términos culturales, hay verdaderas historias de horror en las crónicas de lo sobrenatural que jamás han sido pasto de ningún guionista y que seguramente harían que más de uno de nosotros durmiese con las luces encendidas...

      Horror y miedo en el estado de Ohio

          Alguien debió haberse dado cuenta de que las cosas iban mal cuando los carpinteros amish renunciaron a sus trabajos.

          Corría la primavera de 1981 y los carpinteros amish —de mirada aguileña, barbados, ataviados en sus clásicas ropas azules y sombreros negros— habían sido contratados para realizar labores de reparación en la granja de la familia Roberts en las afueras de Rome, estado de Ohio. Para obtener la madera requerida, los amish se propusieron talar parte de la arboleda adyacente a la granja, trayendo consigo grandes caballos para arrastrar la leña.

          Los taciturnos amish quedaron sorprendidos cuando, al día siguiente, las bolsas de alimento equino que habían llevado a la zona para alimentar a las bestias aperecieron desgarradas con su contenido desparramado por la tierra. Al día siguente, los habitantes de la granja escucharon disparos. Al salir a ver lo sucedido, vieron que los amish salian de la arboleda con uno de sus caballos, que tenía una gran y sangrienta desgarradura de pulgada y media de profundidad en el costado. Los carpinteros se negaron a hablar sobre el suceso, comentando muy parcamente que “habían disparado contra unas víboras”. Trajeron un animal nuevo para ayudar en las faenas, pero a los pocos días abandonaron el proyecto sin mediar palabra. No se les volvería a ver por buen tiempo.

          Lo cierto es que algo raro venía sucediendo en las inmediaciones de la granja Roberts desde hacía un año. Cazadores habían hallado un ciervo con la panza desgarrada y el mismo granjero Roberts había hallado cuatro patos decapitados en el bosque a la vez que aparecieron enormes huellas con garras en el terreno. Todo esto apuntaba hacia algo que ni la familia Roberts, ni los investigadores que acudirían a ayudarlos, serían capaces de imaginar.

          La situación estalló la noche del 25 de junio de 1981, cuando el granjero y sus hijos vieron que había una “cosa” parada en el patio delantero de la granja, cerca del pinar. La “cosa” era negra y con ojos rojos resplandecientes, corriendo en cuatro patas mientras que perseguía a los animales. Mientras que uno de los hijos alumbraba la macabra silueta con una linterna, el granjero Roberts disparó con su escopeta de calibre .410; “la cosa” emitió un grito agudo y aterrador, desapareciendo hacia el oeste sobre los campos sembrados como si estuviese volando. A pesar de que ya no podían verla, era posible esuchar los gritos que provenían a la distancia.

          A la noche siguiente, mientras que el granjero miraba la televisión, escuchó ladrar a sus perros hasta que los ladridos se trocaron en gemidos. Cuando salió a investigar, pudo constatar que uno de los perros intentaba meterse debajo de una podadora de césped para escapar de algo. Al apuntar la linterna a varios metros, la fuente del pánico que motivaba al can a actuar en semejante forma se hizo claramente visible: era una figura parecida a un gorila con ojos rojos flameantes, emitiendo gruñidos. Roberts pudo verle la cara y los colmillos claramente, aunque su enorme estatura de casi 3 metros le causó más espanto.

          El granjero volvió por su escopeta, gritó a sus hijos, y los varones de la casa salieron a disparar contra el “monstruo”, que se alejaba hacia el oeste. Con esto comenzaría uno de los episodios más extraños y controvertidos de la fenomenología paranormal estadounidense, un caso en el que los OVNI y los seres peludos conocidos como Yeti, Bigfoot o Sasquatch se darían cita en los extensos pastizales de Ohio. Investigadores rechazarían la verosimilitud de cualquiera de los dos aspectos según su óptica personal, pero la combinación de elementos era innegable y sucedería en muchos otros casos.

          Durante el resto del verano de 1981, Roberts y sus hijos tuvieron numerosos encuentros cercanos contra los gigantes de ojos flamígeros, teniéndolos lo suficientemente cerca como para aportar detalles sobre su aspecto: la estatura promedio era de tres metros, su pelambre oscuro podía variar entre pardo y negro. El rostro y la nariz eran achatados y simiescos. Tal vez el detalle más espeluznante era el de los colmillos amarillentos que sobresalían varias pulgadas de la mandíbula inferior.

          Los encuentros fueron terribles, resultando en noches enteras de tiroteos dignos de una película de horror. El granjero y sus hijos se apostaron en el tejado para abrir fuego contra los intrusos, que en la noche del 28 de junio de 1981 aparecieron en un grupo bastante nutrido, algunos de ellos portando “luces azules” que ondeaban en la oscuridad del bosque. Una de las descargas de escopeta consiguió impactar contra uno de los gigantes, que pareció caer en las aguas del aljibe que estaba en los predios del granjero, pero nada apareció al día siguiente. ¿Qué eran estas cosas? ¿Supergorilas de alguna especie? ¿Seres interplanetarios? ¿Los poderes y principados contra los que nos advertían los textos religiosos?

      Se persona el Sheriff

          Los alguaciles del departamento del Sheriff del condado de Ashtabula, Ohio, se personaron al lugar de los hechos en dos ocasiones esa noche. Recorrieron la zona de la batalla entre el granjero y los suyos con los intrusos desconocidos y alumbraron la zona boscosa con el reflector del carro policía sin detectar nada.

          El informe de las autoridades dice lo siguiente:
          “Roberts manifiesta que durante la noche del miércoles y el jueves de la semana pasada, él y su familia fueron despertados por gruñidos extraños y actividad en los patios delantero y trasero de su casa. Cuando fueron a revisar, pudieron ver un animal grande de color negro, estatura aproximada de 2 a 3 metros. Cada vez que alumbraban al ser con una linterna, o intentaban abrir fuego contra él, se escapaba corriendo hacia el bosque. El animal volvió anoche y estaba en el campo norte detrás de la casa. Roberts y su hijo persiguieron al animal hacia un claro en la empalizada, donde afirmaron haber visto tres pares de ojos grandes. Dispararon varios tiros contra los animales y esperaron hasta que rayara el alba para investigar. Revisé la zona junto con [Roberts] y no pude ver señas de tejido ni sangre. [Roberts] dice haber llamado a nuestra oficina y la del guardabosques Kelly y se le informó que no había nada que hacer a menos que pudiese obtener una huella. El granjero mencionó haber perdido cuatro patos y un pollo desde el comienzo de la actividad, y nos advirtió sobre otros incidentes en los que caballos propiedad de leñadores amish habían sido víctimas de ataque, así como otros animales domésticos.”

          El escepticismo de las fuerzas del orden público queda claramente ilustrado en el escueto informe de los alguaciles, pero era francamente difícil pensar que se había librado una batalla contra seres de otro mundo en los pastizales de esta pintoresca región del país. Pero la realidad de los eventos era una pesadilla para Roberts y su familia, y la llegada del mes de julio no haría sino empeorar la situación.

      Los investigadores se enfrentan al misterio

          La noche del 1 de julio, mientras que dos miembros de la familia hacían guardia en el techo de la casa, apoyándose contra la chimenea para no caerse, se produjo un fenómeno de alta extrañeza que dejaría cortas las manifestaciones de los gigantes peludos.

          Cuatro luces redondas, que cambiaban de color e intensidad, se paseaban entre la arboleda lejana, guardando el aspecto de enormes tanques de petróleo, emitiendo luces que podían alumbrar una zona de aproximadamente una hectárea como si fuese de día. Los gritos aterradores “de mujer”, como los clasificarían Roberts y sus hijos, comenzaron a escucharse casi enseguida. Peor aún, los defensores podían ver siluetas negras corriendo entre los árboles, siluetas de ojos rojos.

          Los defensores abrieron fuego. Cada impacto de bala hacía que las siluetas emitiesen gritos, pero sin surtir efectos letales. Las siluetas acusaban el impacto y salían corriendo, gritando, para refugiarse en la arboleda.

          En un momento determinado, Roberts y su aguerrida familia percibieron algo extraño. Uno de sus caballos parecía haberse escapado y estaba en medio del campo, cerca de las siluetas. Presos del temor, los granjeros se apuraron a revisar si otros animales habían escapado del establo, pero no era así. La silueta oscura con forma de caballo no era más que uno de “ellos”, haciéndoles creer que una de las bestias del establecimiento rural se había escapado.

          Cargando sus escopetas de nuevo, los defensores abrieron fuego contra el caballo impostor, que emitió un grito y un gruñido, corriendo para refugiarse en la parte noroeste de la granja.

          Dennis Pilichis, el investigador forteano que acabaría por convertirse en el cronista de la historia de Roberts y su asedio paranormal, escribiría lo siguiente en el monográfico The Night Siege-The Northern Ohio UFO-Creature Invasion (1981) (El Sitio Nocturno, La Invasión de las Criaturas del Ovni en el Norte de Ohio, 1981):
          “Es digno de notarse que durante todas estas correrías en la noche, un objeto volador sobrevoló la granja a unos 200 pies (61 m) de altura. Tenía la configuración de una caja de cigarros. Los miembros de la familia que estaban apostados en el tejado en aquel momento observaron que tenía luces azules a su alrededor, con una luz roja más brillante en su centro. El objeto parecía provenir de las profundidades del bosque, pasando sobre la arboleda, volando lentamente sobre la granja y cruzando la calle hacia el suroeste, pasando sobre los maizales... El padre disparó contra el objeto mientras que volaba sobre sus cabezas, apuntando hacia la luz roja. Creyó haber escuchado el sonido de una bala que hacía impacto contra algo hecho de vidrio. El objeto siguió volando sin haber acusado daño alguno, salvo que la luz roja ya no podía verse. Ningún miembro de la familia recuerda haber esuchado sonidos provenientes del aparato y están seguros de que no se trataba de ningún avión o dispositivo hecho por la mano del hombre”.
       
          Durante las semanas de julio de 1981, Pilichis se convertiría en la única persona interesada en el caso de los Roberts y en prestarles ayuda, documentando las extrañas huellas halladas en los predios mediante fotografías en película de 35 mm y haciendo moldes de escayola de pisadas de dos, tres y cinco dedos. Acompañado por otro investigador —Jim Carnes, natural de Mecca, Ohio— Pilichis llegó a participar en la defensa activa de la granja y a presenciar los “ojos rojos” de las siluetas, que a veces emitían extraños resplandores blancos.

          “El mejor avistamiento de toda la noche”, escribiría Pilichis en su monográfico, “se produjo cuando pudieron observarse tres juegos de grandes ojos rojos, uno a la izquierda, uno detrás del árbol caído y otro más bajo, casi a ras del suelo. La criatura más alta tendría unos 4 metros de altura, a juzgar por el árbol muerto. Le iluminé con la luz de mi linterna; el cuerpo de la criatura proyectaba su sombra sobre los restos del gran árbol. Podía apreciarse el resplandor de su pelambre negro a la luz de la linterna... a estas alturas (3 a.m.) todos estábamos muy confundidos y frustrados por lo que estábamos viendo. Después de que se alejara la gran criatura, el haz de la linterna cayó directamente sobre el rostro del ser a la derecha, el que estaba casi al ras del suelo. Jamás podré olvidar esa experiencia. Llegué a verlo arrastrándose para refugiarse de nuevo en la arboleda.”

          En agosto de 1981 llegarían los “refuerzos” bajo la forma de William McIntyre, el controvertido director del grupo MARCEN e investigador del fenómeno Bigfoot en el estado de Maryland. McIntyre y Larry Peters, otro asociado, propusieron usar jaulas con conejos muertos como la carnada para atraer a estas criaturas... aunque los cadáveres llevarían dentro de ellos cápsulas de cianuro para matar a cualquiera que los consumiese. Propusieron el uso de bengalas, cilindros de ácido hidrofluórico a presión y escopetas de varios calibres para la protección del grupo, y también un crucifijo, “por si resultaban ser demonios”.

          La llegada de los expertos adicionales —avezados investigadores del fenómeno Bigfoot en todas sus manifestaciones— se produjo justo cuando la situación llegaba a su punto crítico. Las aves de corral del granjero Roberts seguían siendo víctimas de los ataques de los seres misteriosos, y las mismas fuerzas desconocidas habían hecho todo lo posible por derribar un nuevo establo que Roberts y su prole intentaban construir en otra parte de la granja. Los ataques furtivos ya no se limitaban al patio y las proximidades de la arboleda: la caja de fusibles de la casa, localizada en el sótano, había sido destrozada por “algo” que dejó las impresiones de sus nudillos en la superficie de la caja como consecuencia de un puñetazo tremendo.

          Peor aún era el problema que aquejaba a uno de los hijos del granjero (Pilichis no especifica su edad ni nombre). Existía una especie de “afinidad” o “engranaje” entre los seres extraños y el joven, algo que resultaba profundamente alarmante para Roberts y los demás miembros de su familia. Y este detalle recordaba poderosamente a los investigadores al célebre caso de Uniontown, Pennsylvania, que había ocurrido en 1975. Durante este incidente, en el que participaban seres peludos y ovnis por igual, el hijo de un granjero de dicha población rural aparentaba haber sido “poseído” por uno de los seres peludos, cayendo al suelo, hablando en voces grotescas y gruñidos cada vez que su familia y amigos se le acercaban.

          Otros vecinos de los Roberts comenzaban a acusar la actividad extraña, que ahora también comenzaba a sentirse en la ribera opuesta del Río Grand. Uno de estos vecinos, al ser entrevistado por los investigadores, afirmó haber escuchado los extraños sonidos “como de jabalíes” provenientes de la arboleda. Al salir a investigar con su linterna, el alboroto parecía amainar.

          La noche del 21 al 22 de agosto de 1981, los investigadores colocaron sus jaulas con conejos envenenados en un campo que había sido arado con anterioridad por el granjero. Los conejos estaban atados a las jaulas con cordones de paracaídas capaces de aguantar un peso de mil doscientas libras. A eso de las 9:30 p.m., los investigadores detectaron la presencia de ojos rojos en la arboleda, atraídos tal vez por el olor de los conejos y por una grabación en cinta continua de conejos gritando. La presencia de los seres se vio acompañada por luces fantasma de color blanco azulado.

          Los ojos eran tan numerosos que Pilichis temió que la granja se vería abrumada por los seres; McIntyre, vigilando la arboleda desde la protección ofrecida por el establo en construcción, pudo ver una sombra que salía de entre los árboles. “¿Eres humano o animal?” gritó el investigador, a lo que la sombra emitió una serie de gruñidos. Sin titubear, el investigador abrió fuego con su escopeta de alta fuerza. La sombra gritó y se alejó profiriendo alaridos, perdiéndose entre los árboles.

          Al amanecer, los investigadores descubrieron que dos de los conejos habían desaparecido y que las cuerdas de paracaidas estaban deshilachadas. Huellas de tres y cinco dedos rodeaban las jaulas.

          La actividad decayó en torno a la granja de los Roberts de ese momento en adelante, aunque no se pudo constatar que el cianuro en los conejos hubiese surtido efecto alguno. Se produjeron otros eventos en la zona, principalmente en la comunidad de Rock Creek y posteriormente en East Jefferson, Ohio, este último siendo investigado por el veterano escritor y escéptico Jim Moseley.
       
       
      Fuente: Arcana Mundi
      Cuaderno de fenómenos ufológicos y paranormales en el mundo angloparlante.
       
       

       
       
       
       
      LAS GÁRGOLAS PRESENTES EN EL SIGLO XXI
       
      IQUIQUE - NORTE DE CHILE
       
       
       
       
       
          Gracias a la invitación que tuve por parte de Katy Martinez y su familia de ir a pasar mis vacaciones al norte de Chile, a la ciudad en la que ellos viven, que es Iquique, una hermosa ciudad, al nivel de los mejores balnearios del mundo, con una playa espectacular, de muy limpias arenas, palmeras, acuario con peces de colores y serpentario donde uno puede tener muy cerca pero separados por vidrios de seguridad a impresionantes cocodrilos y las siempre gratas a la vista tortugas y lobos marinos, la zona de playa está siempre muy bien vigilada por guardias y salvavidas y delimitada por boyas mar adentro.
       
          El agua es cálida y en las proximidades hay un casino muy hermoso. Se trata de una ciudad entre el mar y las montañas que se recortan contra el cielo destacando su hermoso color siena.
       
          Cuando uno llega por tierra, de noche puede ver un reloj de luces puesto en la ladera de uno de los cerros. Se trata sin duda de una ciudad para enamorarse.
       
          Los turistas argentinos, por lo general de Mendoza, van mucho a otras playas como La Serena, o la más próxima al cruzar la cordillera de los Andes, como es Viña del Mar, pero sin duda Iquique para mi gusto supera por mucho a las otras ciudades.
       
          Como en todo lugar siempre está la serpiente en el paraíso. Donde hay tanto de bueno se compensa por otra parte con la droga que ingresa desde Perú y Bolivia...
       
          Con bolsones de pobreza sólo en lo material ya que en la parte humana toda la gente de Iquique puede considerarse privilegiada.
       
          Digamos en términos de lo paranormal que es un polo donde hay gran concentración de energía y de espíritus positivos, la gran mayoría dotados de poderes sobrenaturales.
       
          En ese contexto mágico de personas y con el desierto donde la NASA prueba sus vehículos para ir a otros mundos, con una riqueza cultural impresionante con sus pueblos fantasmas de las salitreras, con sus teatros en los que uno ingresa y está todo tal como a comienzos del siglo XX, con OASIS como la ciudad de Pica, entre el desierto y la montaña, con su balneario de aguas termales “La Cocha” que adorna su entrada con frutas gigantes, es una zona que uno debe por lo menos una vez en la vida conocer y disfrutar, pero estoy seguro que será más de una vez. Uno “adopta” a Iquique y este lugar lo “adopta” a uno...
       
          Fue ahí mismo, en La Cocha, mientras disfrutaba de esas aguas cálidas y burbujantes en sus dos misteriosas cuevas, que vi a Katy conversando con unos amigos y me presentó a ellos y comenzaron a relatarme algo que por las expresiones de sus rostros me di cuenta que para la gente del lugar, estas cosas sobrenaturales son moneda cotidiana...
       
          Relataban sobre un ingeniero loco, con grandes conocimientos de Alta Magia... que abría construido un portal —sí, al mejor estilo de las películas de Hollywood— portal por el que ingresaron nada menos que gárgolas, sí, las mismas con que se adornaban las catedrales góticas...
       
          Claro que cualquiera puede darle la interpretación que quiera a esto, teniendo en cuenta que el estudio de la magia puede llevar a una persona a niveles de conciencia distintos que pueden ser catalogados por el común de la gente como locura, y esto parece que es lo que hizo este ingeniero, si las cosas no pasaran del ámbito de su mente, aunque en ciertos estados de la llamada locura pueden manifestarse situaciones paranormales, no influye más que en lo anecdótico, pero en este caso de Iquique, las cosas pasaron a mayores y fueron testigos de la presencia de estas gárgolas, nada menos que personal del Ejército de Chile, quienes difícilmente harían públicas sus experiencias para desprestigiarse poniendo en juego su carrera y su vida familiar.
       
          Algunos quisieron sí darle esta connotación y descalificar a los testigos calificados, como si lo que vieron hubieran sido avestruces de un criadero local...
       
          Pero pasado ya un tiempo desde que investigo este caso puedo afirmar que eso está muy lejos de la verdad de los hechos que ocurrieron y que quedaron reflejados en el siguiente material informativo:
       
       
      Año XXXVII - Nro. 12.386 - Miércoles, 4 de agosto de 2004
       
      Extraño ser siembra el pánico en ruta Iquique-Arica
       
      Impactada se encuentra la comunidad ariqueña ante el avistamiento de extraños seres en la ruta que une nuestra ciudad con el vecino puerto. Las experiencias fueron vividas por los ocupantes de dos vehículos, en días distintos, quienes viajaban desde la provincia de Iquique en dirección a Arica.
       
      En ambos casos, los testigos observaron a seres similares a dinosaurios, pero inferiores en tamaño y con una fisonomía similar a la de un canguro.
       
      Darío Riquelme conducía la noche del jueves una camioneta Nissan Terrano, acompañado del funcionario de Ejército Hernán Cuevas, su señora y dos hijos menores. Faltaban veinte minutos para las 10 de la noche cuando poco antes de pasar por las Presencias Tutelares, que se ubican en el sector de Pampa Acha, vieron a dos extraños seres en medio de la carretera.
       
      "Mis acompañantes dijeron 'mira la tremenda bestia' y yo atiné a frenar. Después de algunos minutos pasó el segundo y este fue más sorprendente porque era igual que un dinosaurio, de dos patas y de unos muslos que se le notaban bastante", dijo Riquelme.
       
      Según la descripción del chofer, las figuras eran de color gris y no tenían pelo. Además, al segundo, que cruzó un par de minutos después, alcanzaron a verlo completamente tanto él como Hernán Cuevas y su hija Tania de doce años. La altura que todos le calcularon a la criatura fue cercana a los dos metros, gracias a que la distancia con el vehículo, al momento del cruce, no fue superior a los cuatro metros. En el caso del segundo "animal", dijeron que era más pequeño, pero que se pudo observar más nítidamente porque la noche estaba clara y había luna. De ambos, sin embargo, lo que más les llamó la atención fue la velocidad con que atravesaron la carretera y las zancadas que daban.
       
      Nerviosismo
       
      Riquelme y Cuevas habían venido a Iquique a comprar un vehículo y hasta ese momento el viaje se había desarrollado en forma normal, pero el extraño hecho provocó el nerviosismo de la señora e hija de Cuevas. "Lo bueno, es que cuando comenzaron a gritar, yo y mi compañero no perdimos el control y nos mantuvimos serenos. Luego nos detuvimos a fumar un cigarrillo y también a caminar y de ahí bajé tranquilamente hacia Arica", dijo el chofer.
       
      El testimonio de Riquelme coincide con el de Hernán Cuevas, quien es oficial de reclutamiento del Ejército en la vecina ciudad. "Cuando se cruzó por primera vez yo le pregunté a Darío si lo había visto y él me dijo que sí, entonces empezamos a hacer el comentario de qué había sido y al poco rato pasó otro, más bajito, pero muy parecido a un dinosaurio o a un lagarto de pie corriendo. Mi hija lo vio también e inclusive pegó un grito", dijo Cuevas.
       
      Otro caso
       
      Tras conocerse el relato de Riquelme y Cuevas a través de La Estrella de Arica, una nueva familia dio a conocer su experiencia, ocurrida dos semanas antes en el mismo lugar. No habían querido hacer público el hecho anteriormente por miedo al ridículo y la burla del resto de la gente.
       
      Se trata de los seis integrantes de la familia Abett de la Torre Díaz, quienes residen en el Fuerte Baquedano, en la comuna de Pozo Almonte, y viajaban en dirección a Arica. Cuando atravesaban el sector de Pampa Acha, cerca de las Presencias Tutelares se encontraron de frente con cuatro criaturas que definieron en principio como canguros con cara de perros y que se desplazaban lentamente por el aire.
       
      El hecho ocurrió aproximadamente a las 21 horas y dejó casi traumados a todos los miembros de la familia, compuesta por Carlos Abett de la Torre, suboficial de Ejército, su esposa Teresa Díaz, sus tres hijos y un nieto de tres años. "Yo viajaba en el asiento de atrás con mis hermanos conversando y de repente se oscureció todo, entonces le dije a mi hermano lo que veía y él me respondió que me quedara callada porque mi mamá era nerviosa. Luego miré por el vidrio y se vieron unas cosas que eran como pájaros, con cabeza de perro y con las alas hacia atrás, mi papá dijo que eran como gárgolas", contó Carmen Abett de la Torre, una de las hijas del matrimonio.
       
      Carmen agregó que no está muy segura de si eran alas o patas lo que tenían las criaturas, pero que las movían hacia atrás. La estatura de estos animales la calculó cercana a los dos metros; dos de estos seres pasaron volando por arriba del vehículo. Minutos después, fueron dos más los que se presentaron, pero esta vez delante del vehículo y dando saltos. "Quedamos como mudos por diez minutos y mi mamá nos dijo que reaccionáramos y entonces empezamos a comentar lo que habíamos visto", dijo Carmen.
       
      Impresión
       
      Teresa Díaz, mamá de Carmen viajaba en el asiento delantero del vehículo que manejaba su esposo y fue quien pudo ver más claramente a las criaturas. Su impresión fue que estos animales se desplazaban lentamente primero por sobre el auto y después por delante; sin embargo, la velocidad que llevaban era la misma con la que se desplazaban ellos, es decir, cercana a los 100 kilómetros por hora.
       
      La situación provocó tal nerviosismo en toda la familia, que lo único que querían en ese instante era llegar a Arica para olvidarse del momento traumático. Una vez en la ciudad contaron de inmediato a sus parientes lo que habían vivido. "Después teníamos terror en volvernos", agregó Teresa en relación al día en que preparaban el regreso a su casa del Fuerte Baquedano.
       
      El marido de Teresa Díaz es suboficial del regimiento Cazadores de Iquique y, según su esposa, él nunca en los 25 años que había viajado por la carretera de esta zona había visto algo parecido.
       

      7/Ago/04
      ¿OVNIs o MVNIs?: Extraños seres de más de dos metros causan el pánico en Chile

      ¿Se imaginan encontrarse en medio de la calzada a extraños seres de más de dos metros de altura con apariencia de animales fantásticos? Esto es lo que ha sucedido en el norte de Chile, donde varias personas han visto "Monstruos Voladores No Identificados" de estas características en una carretera en los últimos días, según informó la prensa local a EFE.
      (IBLNEWS) Los testigos citados por distintas versiones periodísticas describen a esos seres como enormes canguros, dinosaurios de dos patas e incluso "gárgolas". Los avistamientos se han producido por personas que viajaban en automóvil en días diferentes por la ruta que une a las ciudades de Iquique y Arica a través del desierto de Atacama, a unos 2.000 kilómetros al norte de Santiago de Chile.
       
      Los diarios de esas ciudades recogen relatos de algunos ciudadanos que dicen haber visto a las raras criaturas, como el militar Hernán Cuevas, que asegura que se cruzó con dos de ellas el pasado jueves cuando viajaba junto a otros dos adultos y dos niños.
      "Sólo atiné a frenar mientras por delante pasaba una tremenda bestia, muy similar a un dinosaurio de dos patas, con tremendos muslos", ha declarado. Cuando aún no habían salido de su asombro vieron pasar otra criatura igual, "de color gris, sin pelos y con una altura de dos metros", informa al diario La Estrella, de Arica, Darío Riquelme, uno de los ocupantes del vehículo.
       
      Un caso particular
       
      A raíz de estas declaraciones se conoció el caso de la familia del suboficial del Ejército Carlos Abett de la Torre. Seis de los Abett de la Torre afirman haber vivido una experiencia semejante en la misma ruta pero dos semanas antes y con cuatro criaturas extrañas que se desplazaban lentamente por el aire.
       
      "De pronto todo se oscureció, luego miré por el vidrio (parabrisas) y se vieron unas cosas que eran como pájaros con cabeza de perro y con las alas hacia atrás, eran como gárgolas", explica el suboficial. Su hija Carmen dice que no estaba segura de si eran alas o patas lo que tenían, y calculó que su estatura se acercaba a los dos metros.
       
      Todos los ocupantes de este segundo vehículo coincidieron en que dos de los extraños seres pasaron volando por encima de ellos y minutos más tarde se presentaron otros dos dando saltos por delante de los espantados viajeros. Ambas familias coincidieron en que lo que consideran como raros animales en algunos momentos llegaron a desplazarse a unos cien kilómetros por hora.
       
      VIERNES:
      Los chilenos confunden avestruces con dinosaurios
       
      (DiarioHoy.net y otros) - Las extrañas criaturas avistadas por varias personas en el desértico norte de Chile y descritas como "dinosaurios de dos patas" son en realidad avestruces que escaparon de un criadero de la zona, según algunos expertos.
       
      No obstante, varios de quienes se aterraron al encontrarse con los "monstruos" en Pampa Acha, en la ruta que une las ciudades de Iquique y Arica, a 2.000 kilómetros de Santiago, no se conforman con las explicaciones, apoyados en las opiniones de algunos estudiosos de fenómenos extraordinarios.
       
      "Son avestruces, que escaparon de un criadero hace un par de meses", señaló, tajante, al diario La Estrella, de Arica, Ricardo Arancibia, un criador de estas aves exóticas en Chile introducidas al país desde hace varios años con fines comerciales.
       
      Arancibia fue respaldado por el biólogo Ronny Peredo, que precisó que las aves, de cerca de dos metros de altura, pueden dar grandes saltos y alcanzar velocidades de entre 72 y 96 kilómetros por hora.
       
      Los integrantes de dos familias que se toparon con los seres mientras viajaban por la carretera dijeron que éstos, "de unos dos metros, de color gris, grandes muslos y alas cortas echadas hacia atrás", avanzaban a la par que sus vehículos, a cerca de cien kilómetros por hora.
       
      Los avestruces, cuando corren, echan hacia atrás las alas cortas que tienen, para mantener el equilibrio, explicó Peredo, para quien tampoco resulta extraño que estas aves se hayan adaptado a vivir en el desierto del norte chileno, considerado uno de los más áridos del mundo.
       
      "Comen de todo, desde insectos hasta ramas, frutas, lo que encuentren, y lo más probable es que justamente se hayan acercado a la carretera para alimentarse", precisó.
       
      Pero Darío Riquelme, primer testigo que habló de los extraños monstruos, sólo cree en lo que vieron él y sus acompañantes, incluido el funcionario del Ejército Hernán Cuevas, y aclaró que él conoce los avestruces, "y también los ñandúes (avestruz americano)".
       
      "Lo que dicen no se parece en nada a lo que vimos, no tiene nada que ver una cosa con la otra", dijo Riquelme, que ha debido soportar burlas de amigos y vecinos tras haber hecho pública su experiencia.
       
      También dio su opinión Jaime Ferrer, que desde hace cinco años se dedica a reunir testimonios de encuentros con seres extraños y para quien se trata de criaturas más asociadas a reptiles.
       
      "Se trata de animales de tipo prehistórico, que adoptan una posición similar a los "velociraptores" de la era jurásica, es decir, con brazos pequeños y doblados hacia abajo", afirmó Ferrer, que está convencido de que el gobierno conoce el asunto y lo oculta "porque no tiene manera de controlarlo".
       

       
      Publicación que trata sobre Ovnilogía, Terapias, Esoterismo y temas afines.
       
      ¿TE GUSTARÍA QUE TU ARTÍCULO SE PUBLICARA EN
      LA REVISTA ESPACIO ABIERTO AL UNIVERSO?
       
      E-MAIL DE CONTACTO DE EAAU: gdolors@gmail.com
       
      Hola.
       
      Hace más de cinco años, difundimos el boletín Espacio Abierto al Universo que ofrece diversa información para los aficionados a los temas Paranormales, esotéricos, ovnilógicos, enigmas...
       
      Gracias a Francisco Cabrera tenemos nuestro espacio on line situado en su web revistainvestigacion.com. A continuación indicamos nuestro espacio:
       
       
      Actualmente estamos restructurando para ampliar más los temas de la revista.
       
      En caso de que estuvierais interesados en colaborar elaborando un artículo explicando vuestras experiencias sobre algún caso paranormal, esotérico, ovnilogía, terapias regresivas, reiki, telepatía u otras materias que pudiéramos exponer en nuestro boletín, os animamos a que nos lo enviéis a nuestra redacción:
       
       
      Antes de terminar, no nos olvidamos de agradecer a aquellas personas y webs que siempre colaboran con nosotros. Todo sin ánimo de lucro. A partir de este año se editará cada cuatro meses.
       
      Si nos hemos anunciado en el foro, no sólo es por pedir colaboración que por probar nunca se sabe, sino también para dar a conocer la revista a aquellas personas que todavía no nos han visitado.

      Agradecemos de antemano la atención por leer el mensaje.

      Esperamos vuestra participación.

          La editorial
       

       
       
       
      MUTILACIONES EN VACUNOS
       
      A tres años de la supervivencia y muerte de "Linda"
       
       
      Colón - Argentina
       
       
          Parece ser ya una anécdota y pasar por un caso más de mutilación en animales aquella "Linda", de la raza comúnmente llamada "pampa" en la jerga campestre (raza Hereford). Preferiría que en todo caso quedara atrás la anécdota de haberla llamado "Linda" en honor a Linda Moulton Howe, a quien seguramente no muy simpático le habrá caído el apodo (si alguien, claro, se lo hizo saber). Pero más allá de esto, nuestra intención fue establecer un ícono a partir de la importancia que le dimos al caso, ya que no todos los días encontramos una vaquita en campo abierto sobreviviendo a un ataque con similares heridas que la gran oleada de muertes y mutilaciones se hacía sentir por esos años.
       
       
          Pero a pesar de esto hubo pocos investigadores de renombre interesados, uno de ellos que sí se interesó de manera profunda fue Gustavo Fernández, conocido investigador del fenómeno ovni y Director de la revista digital "Al Filo de la Realidad". Este investigador tomó el compromiso de difundir este caso en su sitio en la Web, subiendo parte del video que habíamos filmado en instancias de uno de los testeos realizados a "Linda" durante su supervivencia, además de dedicar algunas reflexiones y exposición del caso en algunos de sus números de la revista (1). Hasta estableció contactos con una de las productoras del canal de televisión Infinito, para realizar un documental. Pero en definitiva, todo quedó ahí... tal vez sí, ya el "antiguo video" de la vaca mutilada viva, quede nada más para exponer en algún congreso de ovnis y mutilaciones, que se haya organizado por ahí, y nombrado este caso al pasar, sin haberse involucrado en alguna consulta al menos, o sobre el tema, a quienes se preocuparon por difundir en su sitio web aquello que, por sobre todos los casos de mutilaciones en el mundo, presentó muchos más datos y por ende más incógnitas que ninguno.
       
          Otro investigador que se involucró en la investigación, como una suerte de consejero y orientador en la misma fue Jaime Ferrer, conocido públicamente por su gran cantidad de casos relevantes, investigados en Calama (al norte de Chile), además de ser colaborador de Virgilio Sánchez-Ocejo del Miami UFO Center. Jaime a través de sus emails podía hacer sentir en mí su presencia, contagiándome en la dedicación y la energía puesta en esto, y que era trasladada a cada paso, cada observación en el ámbito o lugar de los hechos que venían sucediéndose; tanto ha sido la comunicación con Jaime que a esta altura ya nos consideramos amigos a la distancia.
       
          Aquí expongo en su mayor parte los datos y pareceres del caso, algo que la mayoría de los investigadores desconoce, y que me gustaría sintiesen ese reflejo intuitivo de poner mayor atención en cada uno de los casos de mutilaciones, llevándonos a presentar más datos sobre el entorno de las mismas, y no a quedarnos con una generalidad muy superficial en base a simples estadísticas, que de todos modos es un componente importante más en una investigación.
       
       
      El lugar
       
          Pronunciamiento, Concepción del Uruguay, Entre Ríos, Argentina: Un pueblo con mucha historia de nuestro pasado político, ya que sus tierras pertenecieron a uno de los más célebres próceres de nuestro país: Don Justo José de Urquiza.
       
          Más allá de las referencias políticas de nuestro pasado y su historia respecto a esta situación geográfica, Roque Piñón expone en su libro "Historia de Colonia Dolores Costa de Urquiza, Villa María Luisa, Estación Pronunciamiento 1898-1998", un párrafo que dice: "Colonia Santa Teresita: En la creencia popular El Talar era señalado por los habitantes de la zona como el lugar donde por las oscuras noches hacían su aparición las Luces Malas". En la década de los cuarenta, en toda esta zona era frecuente que se hablara de las luces malas.
       
          Es que desde aquí y abarcando un radio de 2.500 metros han sido encontrados desde 2002 a agosto de 2006, mutilaciones en bovinos como si de un laboratorio se tratara. Y me refiero a la diversidad de casos en los cuales siempre se encuentran diferencias en el actuar o "puesta en escena" de los animales.
       
          Si tuviéramos la posibilidad de observar una noche, desde un punto determinado de la vertical a varios metros de altura, podríamos divisar una gigantesca penumbra circunsoidal dibujada por la falta de iluminación artificial, en la deshabitada Colonia Dolores de Pronunciamiento. Más allá, a unos 5.000 metros hacia el noroeste, veríamos el reflejo del fino espejo de agua del Río Gualeguaychú, que iluminado por las estrellas, se adentra hacia las tierras de la Colonia con sus afluentes, a través de arroyos, sangraderos y bañados, inundando pajonales y tierras desoladas. Tal vez en la negrura de la noche, no alcanzaríamos a divisar, que como forma de paradoja burlona en esa misma dirección, alguna que otra torre que sostiene pares de hilos con energía suficiente como para dar el esplendor al paisaje, como cuando el sol lo despliega en pleno día. Son torres de alta tensión que viajan desde Salto Grande hacia la Capital.
       
       
      Linda
       
          Un bovino de 13 a 14 años de edad. Unos 400 Kg. de peso. Sin dientes, y casi en perfecto estado de salud, alejada de su rebaño, solitaria... como discriminada debido a su condición, la encontramos echada a metros del arroyo. Sensible a los movimientos cercanos de cualquier especie viva, parecía dejar en claro el No contacto al levantarse y observarnos, para darse posteriormente a la fuga. Difícil fue la primera observación.
       
       
       
      Primera imagen tomada de "Linda".
       
       
          La cercanía de una Mutilación observada hacía un rato, como así también la de días anteriores, además de los reportes en todo el país tomando también in excluyentemente los del año anterior 2002, nos hacía pensar que los patrones o modo actuante habían cambiado... o fallado. Pero... ¿por qué?... ¿Qué fue lo que pudo haber fallado?
       
          Con mi compañero y amigo Hugo Sánchez reflexionábamos, toda vez que acudíamos a un llamado sobre un animal mutilado, diciendo que íbamos acortando los tiempos a cada suceso ocurrido puntualmente y al cual teníamos acceso, tomando como objetivo encontrar algún indicio o pista que nos lleve al momento preciso en que estaba ocurriendo una mutilación, tal como cuando planeábamos las vigilias nocturnas ya hechas. Pero ahora intentábamos descifrar, desconcertados, qué nos quería decir ésta... precisamente.
       
          Después de testear sorprendidos durante 40 días la evolución de Linda, tendrían que pasar algunos años para reflexionar... e intentar extraer información en limpio, y sentir que los elementos que iban surgiendo eran muy interesantes.
       
       
      La huella
       
          "Tal vez una cuestión de suerte", diría alguien por ahí. Otros, los más metafísicos o esotéricos, dirían: "nada es casual, existe una causalidad...". Recuerdo que ese día le pedí a mi amigo Gerardo Jaquet, que me acompañe a hurgar los alrededores de una de las mutilaciones cercanas a donde se había encontrado a "Linda", y de paso observar a ésta cómo evolucionaba durante esos días. La vista ofrecida por ese toro, con su decorado detrás al acercarme, me hacía pensar qué cosa podría haber matado a semejante animal; provisto de una salud y vitalidad con la cual gozaba en días anteriores según nos contaban apenados, los propios dueños. Yacía tirado en la misma posición, pero con un detalle nuevo: había sido mutilado por segunda vez. Mi interés por la observación de los alrededores del animal se hizo casi obsesivo, mirando cada paso que dábamos, caminando en círculo alrededor. Fue entonces que pude detectar una huella cerca de la nariz de toro, donde la humedad de la llovizna de días anteriores transformaba, en ese lugar, el manchón de tierra en barro negro característico de esa zona. Le dije a Gerardo que preparara el yeso, y que levante esa huella, mientras yo seguiría mirando cada pasto y cada rincón cercano... Rodeaba una vez más, y observé sobre una "bosta" ese "dibujo" extraño hundido en la "bosta chirla", que casi fresca, con una solidificación superficial, diría que tendría poco menos de 20 horas el momento en que el vacuno hizo el desecho, en armónico funcionamiento del proceso orgánico natural. Parecía algo "raro"... extraño, no me podía dar cuenta de si era una huella de algo o qué... Le dije a Gerardo: "acá hay algo raro... pero no sé lo que es, parece una huella... después de que termines esa, hacé otro vaciado acá..."; recuerdo que en ese momento pensé en mi querido amigo Jaime Ferrer, en sus consejos, nuestros cruces de e-mail, su experiencia en la investigación transmitida desde la físicamente lejana Calama.
       
          Los días pasaron, había archivado los yesos, por el hecho de que la bosta estaba fresca, fue entonces que decidí hacer la limpieza de estos. Todo transcurría normal con el primer vaciado, una huella que tranquilamente podría tratarse de un perro de gran porte; pero cuando comencé a limpiar la segunda y empezó a dibujarse, lo que me parecía imposible de ser... la adrenalina comenzó a fluir sintiéndola correr por mi cara, y mi asombro... todo a la vez, los pensamientos decían: "¡es un pie...!", corrí a buscar mi cámara y filmarla, no podía creerlo... ¡un pie humanoide!. Parecería corresponder a una especie de pie muy similar al humano, pero de 9,5 cm desde el talón a lo que parecería la punta del pie. Algunas personas allegadas dicen que se parece a una huella de zapato; pero aún hoy cuando la miro, sigo opinando que se trata de un pie semidesnudo de alguna morfología diferente a la humana. Pienso que más de uno cuando vea esta imagen, su cerebro comenzará a agitar las neuronas de su mente intentando darle forma a una figura que más allá de las distintas posturas, invisible o energética, posee un volumen y encaja, al menos en parte, dentro de la Física que conocemos. Dos datos darían la respuesta... o No...
       
       
      Imagen del positivo y negativo de la huella.
       
       
      "El Cangumono"
       
          Mi amigo y compañero en la investigación opinaba también en la posibilidad de un zapato, y fue él quien precisamente utilizó el término del "cangumono", en base a un testimonio recogido por esos días en Pronunciamiento. Nos decía Roque Piñón de la existencia de una persona del pueblo que por esos días trabajaba en Concepción del Uruguay, y que alrededor de las 06:00 hs, pudo observar algo. Fue entonces que en compañía de Hugo Sánchez y el Dr. Picinali, fuimos al encuentro de esta persona. De profesión arquitecto, en un primer momento reacio a dar testimonio, lo convencimos a cambio de la reserva de identidad. Nos contó que hacia las seis de la mañana se dirigía a Concepción del Uruguay a tomar lugar en su trabajo, cuando de pronto tuvo que disminuir en forma brusca la velocidad del vehículo en que iba, debido a que un animal o una cosa se le cruzó en la ruta de ripio; la observación duró sólo segundos. Nos describió que se trataba de una especie de canguro, por la forma en que se desplazaba a los saltos, las extremidades superiores parecían ser más largas que las inferiores; aproximadamente de un metro a 1,20 de estatura, pelo negro azabache de 2 cm más o menos, con una cola erguida y carente de pelaje; cuando le preguntamos si pudo ver ojos o el rostro, nos dijo que sólo lo vio de perfil y que no tenía hocico, como los canguros o los perros, que se parecía mucho a la cabeza de un monito y no vio cuello. Por supuesto que no existen canguros ni monos salvajes en Entre Ríos, ni la posibilidad de la existencia de un circo en la zona, del cual se haya escapado. Fueron todas las palabras que pudimos rescatar de esta persona, comprometiéndose a realizar un identikit (retrato hablado), pero... más adelante.
       
       
      Seres invisibles o inmateriales
       
          Gracias a mis charlas virtuales con Jaime Ferrer y su consejo de filmar y sacar fotos en los alrededores, centré mi atención en la Tapera. Si bien tuve muchas filmaciones de la misma, me detuve en el último cuadro de una de ellas, en la que me daba la sensación de ver "algo"; le envié ésta a Jaime, quien, en su devolución, había realizado una digitalización de la foto (confirmando la sospecha) pero no de una silueta solamente, sino... ¡de cuatro!... o tal vez cinco seres casi invisibles.
       
       
       
       
       
      En la imagen se observa el cuadro original y el detalle de un supuesto ser en primer plano
      (Agradezco la imagen digitalizada al Sr. Jaime Ferrer).
       
       
       
          Claudio Ojeda Asmussen, investigador y experto digitalizador de imágenes, desde Santiago de Chile también se interesó por la filmación, por lo que me pidió una copia de la misma. Lamentablemente para nuestras expectativas, la filmación concluye con esta imagen final; digo lamentablemente, porque casi leía los pensamientos de Claudio: si se podía demostrar que estos seres se movían, estaríamos ante una evidencia increíble... pero no fue así. De todas maneras le hice llegar una copia a Santiago de Chile en octubre de 2004. Y que aún hoy, no tengo novedades sobre si hizo o no alguna digitalización mejorada de la que realizó Jaime.
       
       
      Las taperas y los esqueletos
       
          Nos cuenta Roque Piñón que hacia la década de 1970 los habitantes de Colonia Dolores eligieron vivir en el pueblo de Pronunciamiento, obviamente movidos por el "progreso"; tener un acceso más directo con el movimiento social y comercial, daban a su economía familiar una expectativa más productiva en lo personal. Los caminos vecinales en tiempos de lluvia, los medios de movilidad, la electricidad, el tren, hicieron tomar la determinación de construir una nueva propiedad en el pueblo, dejando abandonadas sus casas en las colonias, las que luego con el paso de los años, se fueron deteriorando hasta convertirse en las denominadas "Taperas". Recuerdo que desde niño, pero no solamente mi persona ya que más de uno que lea estas líneas recordará que hemos escuchado cuentos de aparecidos (fantasmas) y brujas pululando por las ya famosas taperas, donde seguramente en las cercanías, de noche o madrugada, una mujer vestida de blanco sorprendía a algún tropero o jinete solitario. Pero más allá de estos cuentos (o reales testimonios) servían para un resguardo cierto y utilidad a personas a quienes haya sorprendido la noche o algún temporal, como así también para algún animal o depredador nocturno... Es así que cuando empezamos a escudriñar el interior de esta tapera, nos encontramos con una llamativa disgregación de partes óseas. Estaban allí dispersos en un sector del piso de tierra. Cráneos de roedores, huesos de otros tipos de animales daban la sensación de que alguien hacía un banquete y sembraba allí los restos muy de vez en cuando. En nuestra observación, encontramos un esqueleto de lo que parecía un felino, pero lo que nos llamó más la atención es que éste se encontraba completo y en posición fetal. Nuestra inquietud aumentó cuando comenzamos a observarlo en su morfología; tanto con Gerardo como con Hugo coincidíamos en esa rara conformación ósea de la columna, ya que al menos los tres, alguna vez pudimos ver el esqueleto correspondiente a un gato común doméstico o salvaje (gato montés). Debido a esto decidimos quitarle la tierra y conservarlo para que nos de su opinión alguna persona calificada para esto, ya que contábamos con nuestro colaborador del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) el Dr. Picinali...
       
       
       
      Esqueleto del felino encontrado en la tapera.
       
       
       
      La vigilia nocturna: la linterna y los dolores de Hugo
       
          La pregunta surgía en mi mente: ¿ante qué "cosa" estábamos? El sólo pensar con qué finalidad algo o alguien se paseaba con toda libertad por esos campos matando estos animales, y además de recordar las mutilaciones del año anterior, nos hacía llevar a la idea de que, por qué no, esta criatura podría haber encontrado un hábitat ideal, pero... ¿de dónde vino?, ¿cuál es su finalidad?, ¿alimentarse?, ¿qué aptitudes tiene como para sorprender, matar y mutilar a un animal de entre 400 y 800 Kg de peso? Quizás nuestra mente intente buscar respuestas en lo tangible... o en lo convencional o lo creíble, pero ¿estamos preparados? o bien ¿nuestra mente está preparada para asimilar y aceptar que hay hechos increíbles y que es parte de nuestra realidad?
       
          Seis personas hicimos una vigilia nocturna la noche antes de que el Dr. Piccinali realizara una extracción sanguínea a Linda, la vaca. Un extraño hecho sucedió cuando tres de nosotros se separaron con el fin de realizar una observación nocturna a Linda, y recorrer el lugar pensando en forzar un encuentro con el autor de las mutilaciones. "Con mucha suerte" en el vasto campo se cruzaron con Linda, pudieron observarla gracias a la linterna de cuatro elementos que llevaban. Mientras la vaca desaparecía en la oscuridad, escucharon un fuerte ruido metálico muy cerca de ellos hacia el río, el cual lo tenían hacia su derecha, al girar y apuntar con el haz de luz en esa dirección, la linterna extrañamente dejó de funcionar, el silencio y la oscuridad invadió ese momento, pero ya relajados iniciaron su regreso hacia el campamento que estaba a 300 metros aproximadamente.
       
          Hacia la una de la madrugada trasladamos el campamento unos 500 metros casi sobre el camino vecinal, tres personas regresaron a sus casas, y quedamos tres para completar la vigilia. Yo quedé dormido en mi auto, cuando hacia las 04:00 me despertó Hugo golpeándome el vidrio de la ventanilla, con el rostro demacrado, diciéndome que estaba descompuesto de un dolor en la columna, por lo que tomó un abrigo más del baúl, y se metió a la carpa nuevamente. En mi intento por volver a dormirme, pensaba lo que Jaime me había comentado sobre la incidencia psíquica que tienen sobre el ser humano los seres que él investiga allá en Calama; más tarde, Hugo explicaría el suceso de que no pudo dormir en toda la noche por el dolor debido a sus achaques de la edad y el frío; cosa que no me convenció, ya que habíamos pasado juntos algunas vigilias, con mucho más frío y sin una carpa en donde dormir, y físicamente nunca le había ocurrido nada. Sumado a estos hechos, al otro día, Julio Degeneve, una de las personas que se habían ido durante la madrugada, me comentó que cuando se retiraba del lugar, extrañamente se detuvo el motor del auto que manejaba, por lo que atinó, mientras estaba en movimiento todavía, a tratar de arrancarlo, lo que consiguió luego de un par de intentos. ¿Son casuales estos hechos? ¿O están relacionados muy estrechamente con aptitudes desconocidas con que cuenta quien realiza estos hechos mutilatorios? Ya que alguno de ellos se ponen en evidencia con su comportamiento sigiloso para no dejarse ver en el momento de un ataque, además de esfumarse sin tener un posible escondite diurno.
       
       
      Los eoxinófilos
       
          La existencia de una eoxinofilia significa gran concentración de leucocitos eoxinófilos, que para que se denomine de esta manera deberá contar con la existencia de más de 400 elementos por cada mm3. Linda presentaba esta anormalidad en sus exámenes bioquímicos. En la consulta hecha al Dr. Picinali sobre esta anormalidad, dijo que le parecía extraño, más bien raro, ya que esto se presentaba solamente en casos de parasitosis o alergias, síntoma no compatible con la salud de Linda. Muchas veces me he pasado consultando algunos textos sobre esta anormalidad, y he encontrado clasificaciones diversas para distintos cuadros de afecciones. En este cernir de información, me he quedado con dos situaciones con las que se podría encuadrar esta llamativa situación orgánico-defensiva que presentaba el vacuno: Una, la eoxinofilia infecciosa, que está definida de la siguiente manera:
       
      1. Eoxinofilia infecciosa. Se caracteriza por ir acompañada de leucocitosis o, por lo menos, de desviación a la izquierda en ciertas infecciones agudas. Esta definición, si bien la relaciono porque en primera instancia existía una infección moderada, la cual NO iba acompañada de una leucocitosis, hecho que solamente se daría en situación de existencia de por lo menos lo que se denomina en la jerga campestre como "Bichera", y no era el caso de Linda. Por esto me inclino por el segundo cuadro de situación.
      2. Eoxinofilia postinfecciosa: En la convalecencia y como signo favorable (fase de curación) fugaz y acompañada de linfocitos, después de la aneoxinofilia infecciosa. Es discreta.
       
          El hecho era que sus heridas se estaban cerrando. El vacuno presentaba signos evidentes de convalecencia a medida que pasaban los días, observando también la evolución de las heridas, las que diagnóstico el propio Dr. Picinali. Coincidiendo con el concepto, en su opinión expresaba que en la convalecencia existía un signo favorable para su curación. ¿Cómo podía suceder que dichas heridas no se transformen en un foco infeccioso degradable para el organismo vivo del vacuno? ¿Qué estaba sucediendo?
       
       
      La muerte de "Linda"
       
          Hacia los primeros días de agosto de 2003, asoló un temporal de frío y fuertes lluvias por esta zona, lo cual provocó el difícil acceso al lugar donde "Linda" deambulaba pastando. Consecuentemente llegamos al lugar el domingo 10 de agosto de 2003, encontrando a la vaca muerta. En lo personal no lo podía creer, y me invadió una sensación de impotencia: ¿por qué la habían sacrificado? No había tiempo para preguntas y sólo atiné a conservar todo aquello que podía llegar a brindar información. Así comenzamos con Gerardo a extraer parte del cuero donde se habían realizado las mutilaciones, oportunidad que se brindaba debido al estado en que se encontraba. Al parecer la habían sacrificado el día anterior o bien hacía pocas horas, hecho que pudimos confirmar más tarde con el autor del sacrificio, quien nos contó que al verla tan débil, y casi sin fuerza debido a la mala alimentación, se apiadó de ella y cortó su carótida.
       
          La extracción del cuero de la parte mutilada de la oreja no presentó inconvenientes, además en esta parte el dibujo podía verse más nítido, libre de los flujos que emanaba en el momento de estar viva; se podía observar la similitud en cuanto a la forma de la mutilación con otras ya vistas, también ocurridas en 2002, pero en especial una que había sucedido a pocos kilómetros de allí, en un lugar denominado San Cipriano, hecho que merece un análisis aparte. Fue muy difícil la extracción de la parte del anca, referida ésta a la mutilación del ano. Durante la extracción pudimos observar lo que en vida no nos fue posible ver: en el perímetro del corte se puede observar una dentellada, una marca de lo que podría ser, en forma, similar a un molde de dentadura. ¿Podrá ser posible esto? Lo que también se merece un análisis aparte.
       
       
       
      Última imagen de "Linda".
       
       
       
      Guarapiranga y la mutilación de la oreja
       
          Aunque algunos de nosotros haya intentado disimular, el nerviosismo que nos invadía la noche en que habíamos realizado la vigilia era realmente evidente, fundamentado o no después por cada uno de los que allí habíamos concurrido. Desde mi punto de vista personal, no dejaba de pensar en semejantes heridas sufridas por esta vaca. Uno de los pensamientos más inquietantes era si podríamos ser atacados por este ser o animal, por lo que meditaba mucho sobre aquel caso conocido sobre una mutilación en seres humanos, sacado a la luz, se podría decir, a finales del siglo pasado por la investigadora española radicada en Brasil Encarnación Zapata García, bajo el título de "El caso Guarapiranga", con quien tuve la oportunidad de cruzar algunos correos electrónicos. Una de las instrucciones que Jaime Ferrer me había dado era cómo escanear el cuero para realizar una observación más precisa de las zonas mutiladas. Así es como lo hice, y en mi observación me era realmente familiar la forma, más allá de lo que anteriormente expresé en cuanto al caso sucedido en San Cipriano. Fue entonces que inequivocadamente, en mi mente se dispararon las imágenes de las fotos de Guarapiranga; inmediatamente recurrí a éstas, y comencé la comparación de la forma del corte con las sufridas por esta persona que trabajaba de puestero en una finca cerca de la presa, en los alrededores de San Pablo. Aquí sólo presentaré las fotos comparativas ya que por su especial forma, a simple vista podrá verse la similitud periférica entre ambas heridas.
       
       
       
       
       
      Fotos comparativas de las heridas sufridas por Linda y las hechas al hombre en Guarapiranga.
       
       
      Las otras mutilaciones
       
          En el 2003, entre los meses de mayo y agosto inclusive, tuvimos acceso a diez mutilaciones documentadas en esta zona descripta como Colonia Dolores. Podemos decir que hubo ausencia de luces nocturnas extrañas, salvo en el primer caso, llamado: "El caso Dangelo", donde hubo un avistamiento esa noche, y días atrás otra observación a gran distancia, cosa que no es un hecho menor. Diría que uno de los datos más incentivadores, es un factor común a la mayoría: en casi todos hay una periodicidad en el hecho. A cada una de sus víctimas muertas, la mayoría de las veces, ha regresado a mutilarlas. Al expresarme en tiempo presente, estoy haciendo referencia a que aún hoy, lo seguimos viendo en este 2006, donde han recrudecido en este lugar las mutilaciones y ya vamos por la quinta, y este mes de agosto aparentemente tomó partida (esta entidad) tres noches consecutivas.
       
          Es bueno tener acceso a este lugar perimetrado (por así decirlo) por nuestro visitante, y es así como podemos observar, razonar, intuir y decir que es el lugar elegido, que por su NATURALEZA y NECESIDAD (del visitante), hace su aparición generalmente en horas nocturnas, pero ¿dónde vive? ¿dónde está? o quizás ¿de dónde viene?, ¿cuál es su origen?, ¿es material?, ¿es inmaterial? Decir que tal vez... que quizás se materialice, y si es así... ¿cómo?, ¿caemos entonces en la respuesta inevitable?: En Colonia Dolores existe un Portal Dimensional. ¿Alguien lo genera? o bien ya está abierto desde los tiempos en que se remontan los relatos de Roque Piñón. Pero más allá de estas preguntas, hay una que generaliza la inquietud de todos nosotros: este tipo de ataque ¿es el mismo de lo ocurrido en todo el país inclusive en 2002? En lo personal debo decir un rotundo Sí. Basta que se compare la forma, al igual que la de Guarapiranga anteriormente hecha, de las distintas fotos obtenidas por investigadores, con la foto escaneada de la mutilación de la oreja de "Linda".
       
       
      La hipótesis menos pensada: Dos tipos de seres
       
          Quizás al decir que este caso presentó muchos más datos y más incógnitas que otros casos en el mundo, esté siendo injusto en la apreciación o subestimando involuntariamente respecto a la tenacidad y dedicación con que muchos investigadores de campo han encarado sus investigaciones; sepan disculpar mi ignorancia. Pero al buscar información de muchos casos (no de todos), no encontré un método de recolección de datos, pero sí fui guiado por la experiencia en la investigación de Jaime Ferrer que sumada a mi intuición propia sirvieron para obtener muchos datos únicos.
       
          Tener una metodología investigativa sería lo ideal, pero el echo es que no existe tal cosa. Para eso deberíamos dejar de lado nuestro ego al pensar que cada uno somos dueños de la verdad, pero que sí somos parte de una verdad: la que marcamos con nuestras acciones, con el obvio tropiezo de nuestros errores que la mayoría no somos capaces de reconocer. Hoy día se habla por ejemplo de los síntomas colaterales que han afectado a investigadores que se han acercado a alguna mutilación; entonces si es cierto esto y existe alguna energía desconocida que nos impide acceder a partir de ahora por el echo de saber con relativa certeza esta afirmación, entonces ¿cómo hacemos para iniciar una investigación "in situ" cuando ocurre un hecho mutilatorio?, ¿deberíamos ser los mártires de esta quimera?
       
          Ninguna investigación importante o arriesgada debería permanecer oculta, sólo la sumatoria de experiencias individuales o grupales en torno a este fenómeno nos daría los elementos necesarios, datos y demás, como para establecer una conducta y encarar así un método para dilucidar así este fenómeno. Todas las intenciones basadas en el bien común en el momento de perfilarse hacia una investigación, son importantes; desde la mínima observación por ejemplo de un vaqueano (ya que muchas veces nos dejamos engañar por lo que creemos que conocemos como una verdad, creyéndonos así especialistas, sin darnos cuenta de que estamos a un mismo nivel de ignorancia) hasta el hecho más arriesgado de un acercamiento audaz, como para realizar por ejemplo una eviseración (no necropsia) sin tener experiencia alguna y documentar así mediante una filmación el estado de órganos internos, experiencia que me tocó vivir.
       
          Desde mi punto de vista y aún con tantos datos, llegar a una conclusión se torna muy difícil, pero hipotetizar sobre tantos elementos encontrados en este virtual laboratorio que se dispuso en esta Colonia Dolores de la localidad de Pronunciamiento, resulta hasta estimulante el querer llegar a una demostración. Conozco de personas que todavía no han querido hablar de lo que han observado y una de las observaciones es acerca de este ser saltarín: "El cangumono"; y centrándome en dar por cierta la existencia de esta criatura, me doy cuenta de que la mayoría de las mutilaciones sucedidas en 2002 difieren en algo con estas sucedidas en los años sucesivos (2003, 2004, 2005 y 2006), y el ícono más evidente es el caso de "Linda": Originariamente (2002) se las mataba y mutilaba, hoy me atrevo a decir que son atacadas en los lugares que se observan mutilados y mueren por causas naturales al padecer el trauma consciente del ataque abominable. Entonces la pregunta es: ¿qué es lo que sucedió? ¿Estos seres se quedaron sin el elemento o arma que les permite hacer un "festín" rápido, matando primero y concretando su fin después? Porque tal vez de otra manera estando vivo el animal "cazarlo" significaría un tiempo más prolongado, quedando la posibilidad de una caza fallida en la que el vacuno quede postrado para siempre como el caso de "Linda".
       
          Ahora supongamos la necesidad de hacer viajes interplanetarios pero más allá de planetas planteemos la posibilidad de hacer viajes interdimensionales. Hoy sabemos por intermedio de la página oficial de la NASA, informaciones derivadas de investigar respecto a necesidades de afianzar la supervivencia del hombre en un hipotético "paseo cósmico", y por sobretodo relacionado con afecciones referidas a su organismo y de estructura molecular; informaciones éstas que a pesar de que son tomadas como de actualidad, seguramente datan de las primeras investigaciones hechas desde al regreso mismo del primer astronauta enviado. Es así que hoy surge la información de los "cangrejos herradura", ante la posibilidad de enfermedades durante estos viajes, se necesita una rápida acción de detección viral o bacteriana, para así realizar una rápida medicación, ya que un día podría poner en peligro una incursión humana en algún lugar del cosmos; estos cangrejos son los portadores de la valiosa enzima que proveerá el reactivo para detectar y medicar rápidamente. El primer escollo: El sistema inmunológico.
       
          Ahora supongamos una civilización similar a la humana, con una evolución cierta de haber descubierto cómo se hacen viajes interdimensionales, concretamente cómo abrir y utilizar un portal dimensional. Pensemos que ellos todavía no han resuelto el problema viral y bacterial, pero que cuentan con una "mascota" primitiva capaz de fortalecer y prolongar la vida en estos viajes, criaturas que sin su existencia no serían capaces de afrontar estos desafíos, como por ejemplo abrir un portal en un planeta llamado Tierra, entrar y alimentar a esta mascota, con partes blandas de la fauna que convive con el hombre en este planeta o dimensión, sectores o partes cuyo organismo es capaz de poder absorber y digerir; desde la simple observación de que en todos los sucesos mutilatorios sólo se trata de los sectores donde su epidermis es la más blanda ya que el mayor porcentaje de la estructura fisonómica de las vacas es lo más duro denominado "cuero". Es decir, hacer una rápida incursión, matar los animales necesarios, darles alimentos o partes blandas tomando sólo lo que sirve.
       
          En este episodio son presentados víctima y "consumidor final"; la mascota aprende aquí de dónde comer las partes a un "extraño ser" inmóvil. En este manipuleo de dimensiones, estrategias de supervivencia, incursiones necesarias y sin ser vistos, el tiempo apremia... es necesario hacerlo durante la noche... pero durante estas furtivas cacerías y de retorno hacia otra dimensión, han dejado al descuido o al abandono (vaya a saber uno) algunas de estas criaturas diseminadas en los lugares de apertura de portales... donde con el tiempo y su instinto de supervivencia han podido adaptarse, ya que han encontrado su plato favorito, pero para esto ya habrá tenido que aprender a inmovilizar su presa para poder comer. Entonces ocurre lo que con tanta astucia y sagacidad estas inteligencias cuidaban o controlaban en las incursiones de sus "mascotas": NO dejar ninguna huella de su existencia y asegurarse de que el animal muera para no quedar en evidencia las aptitudes orgánicas que estos poseen al interactuar con otro organismo vivo y transmitir algún fluido capaz de fortalecer el sistema inmunológico del animal atacado. El hecho de haber encontrado a Linda en estas condiciones es una graficación práctica de un hecho atípico en una mutilación realizada por una de estas criaturas en forma directa, tal vez la única documentada.
       
          Obviamente que mi postura deja de lado todo tipo de incursiones que tengan que ver con el ser humano, pero sí con extraños seres inteligentes venidos o no del espacio exterior. Sí se me ocurren dos tipos de inteligencias vínculo-dependientes en esta cadena de sucesos en un hecho mutilatorio: una primitiva con aptitudes extraordinarias, físicas y orgánicas, con un ataque abominable a otro ser vivo debido a una necesidad fisiológica; y otra seguramente más evolucionada en conocimiento, quien con beneplácito induce a un comportamiento a su "mascota" para hacer efectiva su incursión en cognición cierta a su experiencia en viajes dimensionales, inteligencia que es equiparable al hombre en relación a su hábitat natural en convivencia con otras especies. Manipulaciones de criaturas por parte de un protector o tal vez de su creador con una conducta clara, intencional o no, hacia un determinado lugar en que irrumpe la cotidianeidad del ser humano y afecta de una u otra manera con su manifestación. Yo diría un claro ataque al mundo terrenal del hombre con una más que obvia consecuencia psico-física para las personas del entorno en que sucede.
       
          Muchos cuestionarán mi conjetura final, otros simpatizarán y los demás directamente rechazarán... ¡Excelente! Obviamente incuestionable cualquiera de las posturas. Pero digo que el poner un pie en el lugar de los hechos es porque estamos dando todo de nosotros, los investigadores de campo, para dar a conocer algo que a autoridades o importantes esferas de nuestra sociedad dejan de lado, sólo por el "simple" motivo de que en cualquiera de las constituciones o leyes de un país no se contempla un suceso o fenómeno extraño por el hecho de que no existe un fundamento o resolución que se contemple dentro de nuestra ciencia y que pueda ser avalado o al menos consensuado por peritos científicos dentro de un código civil de Derecho y dar así al menos probabilidades demostrables. Por esto es que me tomo la libertad de pensar y decir que, al comentar mi pensamiento, éste no muere con mi persona, sea descabellado o no, aún no tenemos nada... o tal vez sí... como arriesgados o audaces tipos que intentan hoy traer la información más tangible... a veces a cuesta de su propia salud como los colegas de La Pampa... para ellos mi dedicación en exponer esta postura.
       
          Hablemos, contemos y digamos toda nuestra experiencia en torno a las mutilaciones, sobre todo dejemos en libertad ese "me parece que..." para decirlo y no callarlo aunque sea sólo un parecer, porque al fin y al cabo somos nosotros los que cargamos con las consecuencias de nuestra decisión de aproximarnos a una mutilación.
       
       
       
      Publicado por Guillermo Daniel Giménez en "Planeta Ufo", lista de correo de discusión.
       
       
      Referencias:
      (Para solicitar números anteriores, clic en el enlace correspondiente y enviar el mensaje vacío).
       
      AFR Nº 26: Nuevos casos de mutilaciones asociadas a caídas de ovnis en Brasil
      AFR Nº 78: Editorial: Algunas reflexiones sobre mutilaciones de ganado. Mutilaciones Humanas: caso Guarapiranga. Prosiguen las mutilaciones
      AFR Nº 79: A propósito de mutilaciones humanas: El increíble caso del hombre que se "derritió".
      AFR Nº 91: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (Parte 1). (Monotemático)
      AFR Nº 92: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (Parte 2). (Monotemático)
      AFR Nº 93: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (Parte 3).
      AFR Nº 95: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (Parte 4).
      AFR Nº 96: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (Parte 5).
      AFR Nº 100: Mutilaciones de ganado en Argentina: El Informe Total (parte 6).
      AFR Nº 145: Mutilado en La Pampa
       
       

       
      COLABORACIONES
       
      Puede enviarnos artículos o noticias relacionadas con los temas de esta revista a afreditor@gmail.com (incluya en el asunto "Redacción"). Las fotografías o ilustraciones como así también los formatos pueden ser editados por cuestiones de espacio y estilo. Incluya el nombre o datos del autor (su email, si quiere ser contactado), URL de su sitio web, fuente y cualquier otra información relevante. Añada los comentarios que crea convenientes. No aseguramos la publicación ni tampoco el momento.
       
      Es importante que usted se asegure previamente a redactar su artículo que su temática es, cuando menos, abordada de manera diferente a otros trabajos publicados sobre el mismo tenor (para evitar repeticiones).
       

      FORMAS DE CONTACTO:
       
      Para envío de sugerencias, críticas, cartas de lectores: clic aquí.
       
      Para envío de noticias, colaboraciones y
      todo material susceptible de ser publicado: clic aquí.
       
      Por otros motivos,
      contacte con el Administrador/Editor a:
       
      Para otras formas de envío o suspenderlos por vacaciones:
       

       
      NÚMEROS ANTERIORES:
       
      En el caso de inconvenientes puede solicitar ejemplares por email al Editor.
       
      También puede solicitar un ÍNDICE por email,
      (cliquear el enlace y enviar el mensaje vacío):
      (Cuando lo haya recibido, podrá solicitar lo que sea de su interés
      directamente al servidor de correo que lo atenderá automáticamente).
       
      Todos los números anteriores de Al Filo de la Realidad
      están disponibles en formato PDF y
       
      Siempre puede solicitar el último mensaje (revista o boletín)
      cliqueando el enlace y enviando el email (no importa el texto ni el asunto).
       

       
      SE PERMITE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL
      MENCIONANDO FUENTE Y ENLACE:
       
      AL FILO DE LA REALIDAD
      www.alfilodelarealidad.com.ar
       

       
      Al Filo de la Realidad es órgano de difusión del Centro de Armonización Integral, academia privada dedicada a la investigación, difusión y docencia en el campo de las "disciplinas alternativas", fundada el 15 de octubre de 1985 e inscripta en la Superintendencia de Enseñanza Privada dependiente del Ministerio de Educación de la República Argentina, bajo el número 9492/93.
       

       
       
       
       





      Crea tu propia Red Social de Noticias
      O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
      es.corank.com














      Inicio | Apúntate | Blogs | Bazar | Grupos | Gente | Fotos | Videos | Quienes somos | Privacidad de Datos | Contacta

      eGrupos es un servicio de AR Networks
      Copyright © 1999-2006 AR Networks, Todos los derechos reservados
      Terminos del Servicio